Parejas icónicas

Amores de parejas icónicas de la literatura hispanoamericana

Spread the love

Las historias de amor han existido desde los inicios más remotos de la humanidad. De hecho, el ser humano por naturaleza siempre busca complementarse con alguien que le brinde cariño y comprensión. En esa búsqueda de la denominada media naranja, surgen las parejas de enamorados. Algunos amores de parejas duran para toda la vida, otras se separan y otras viven un amor prohibido, teniendo que luchar contra toda adversidad para mantenerse juntos.

 

IHerb2 H 728X90

 

 

Con motivo del Día de los Enamorados, también conocido como Día de San Valentín, dedicaremos este post a resaltar algunas parejas de la literatura romántica hispanoamericana. Seguramente conocemos, o por lo menos hemos escuchado, sobre las historias de amor entre Romeo y Julieta, Penélope y Ulises, así como Helena y Paris. Sin duda, parejas reconocidas de la literatura universal.

Pero además de estos personajes tan relevantes, la literatura hispanoamericana también es rica en amores prohibidos, idealizados y corteses. Uno de los mejores ejemplos es el de Don Quijote de la Mancha del español Miguel de Cervantes.

A este personaje, la locura lo lleva a pelear con molinos de viento y a embullarse en otras tantas aventuras para merecer el amor de su amada Dulcinea, quien nunca se enteró del amor que Don Quijote sentía por ella. Algunos interpretan a Dulcinea como la princesa que sólo existía en la imaginación del hidalgo Caballero. Sin embargo, Dulcinea estaba inspirada en Aldonza Lorenzo, una doncella de quien Don Quijote había estado enamorado en secreto antes de empezar sus aventuras con su amigo Sancho Panza.

Fermina Daza y Florentino Ariza

Sin lugar a dudas, una de las parejas más reconocidas de la literatura latinoamericana es la de Fermina Daza y Florentino Ariza. Estos, son los principales personajes de uno de los clásicos del escritor colombiano Gabriel García Márquez El amor en tiempos de cólera”.

Para esta historia de amor tan latinoamericana, García Márquez, se inspiró en la historia del noviazgo de sus padres. Esta tremenda obra literaria relata el amor entre Florenino Ariza y Fermina Daza. El autor, se permite llevar al lector a un paseo por los diferentes registros del amor.

Por lo tanto, en este libro, se vive el amor romántico, el amor a los hijos, el amor construido en las costumbres cotidianas, la pasión entre los amantes furtivos, la amistad y la lealtad. Al final, vence la eterna devoción que sintió Florentino por su amada, dejando de lado todos los prejuicios impuestos.

Marisela Barquero y Santos Luzardo

Otra obra con amores de parejas icónicas de la literatura latinoamericana es la del escritor venezolano Romúlo Gallegos “Doña Bárbara”. Su  gran popularidad internacional, la llevó a ser reeditada más de 40 veces, traducida a muchos idiomas y adaptada al cine. Además, se han realizado telenovelas, radionovelas y obras de teatros inspiradas en Doña Bárbara.

Doña Barbara

Por supuesto, el personaje principal es la mismísima Doña Bárbara que da nombre al título de esta obra. Este personaje representa la barbarie del llano venezolano, con su comportamiento arbitrario, violento, y malicioso. Es conocida como la devoradora de hombres. Sin embargo, esta mujer imponente se siente atraída por Santos Luzardo, quien no le corresponde por estar enamorado de la hija de Doña Bárbara, lo cual genera un conflicto pasional.

Santos Luzardo, hombre del llano venezolano que se fue a la ciudad y regresó a su tierra como abogado, representa la legalidad, el estudio y la civilización. Al descubrir a Marisela, la hija abandonada y andrajosa de Doña Bárbara, Santos Luzardo decide rescatarla de ese abandono enamorándose de ella en el proceso de su transformación. Ambos tendrán que enfrentar a la temible Doña Bárbara quien se opone con todas sus fuerza a ese amor.

La novela, está ambientada en los llanos venezolanos. Además muestra un  contenido sociológico bajo la percepción del autor sobre la situación de ese país en la época de la dictadura de Juan Vicente Gómez.

 

Goboo Nav 728X90

 

Doña Inés y Don Juan Tenorio

Don Juan Tenorio, es una obra literaria española escrita por José Zorrillo, quien dio vida al conocido calificativo de “donjuán”, hombre que va por la vida seduciendo mujeres. Esta obra relata la historia de una de las parejas más destacadas de la literatura hispanoamericana. Se trata de Don Juan Tenorio y Doña Inés.

Don Juan Tenorio

Don Juan, era precisamente todo un “donjuán” que vivía seduciendo y engañando a un sinfín de mujeres. Finalmente el seductor fue seducido y cayó completamente rendido ante los pies de Doña Inés, quien lo acompañará hasta después de su muerte. Caracterisitca que la incluye en esos amores de perejas icónicas de la literatura latinoamericana.

Vale la pena destacar que, esta obra literaria es escenificada en muchos teatros de España para celebrar el “Día de los Muertos”. Su estructura externa se divide en dos partes. La primera parte desarrolla una aventura humana y amorosa y la segunda se centra sobre todo en el espíritu religioso y sobrenatural.

Tita de la Garza y Pedro Muzquiz

Tita de la Garza y Pedro Muzquiz, son otra icónica pareja de la literatura en español. Se trata de los personajes principales de la novela “Como agua para chocolate” de la escritora mexicana Laura Esquivel. Lo triste de la historia es que Tita y Pedro están condenados a vivir separados, ya que ella es la hija menor de Mamá Elena. De acuerdo con la tradición familiar, la hija menor no debe casarse nunca para cuidar de su madre en la vejez.

Como agua para chocolate

La madre de Tita explica a Pedro el motivo para negarse al matrimonio pero ofrece a cambio a Rosaura, la hermana de en medio, para que se case con Pedro. Éste acepta sólo para estar cerca de Tita, con quien vivirá un tórrido romance en secreto.

En esta historia, cada capítulo se titula como una receta de cocina, como los “Chiles en nogada”, “las Torrejas de natas” o “las Codornices en pétalos de rosa”. Además, la novela está ambientada en la época de Revolución Mexicana y el realismo mágico como recurso está presente en todas sus páginas.

Laura Avellaneda y Martín Santomé

“La Tregua” del reconocido escritor uruguayo Mario Benedetti, relata una curiosa historia de amor entre Laura Avellaneda y Martín Santomé. Sin duda, otra de las tantas parejas de enriquecen la literatura romántica hispanoamericana.

La historia de amor que surge entre Martín y Laura; retrata los conflictos que surgen alrededor de una relación con una gran diferencia de edades. Pero además, a través de esta obra, el autor deja ver la reflexión que provoca una vida monótona que renace con el encuentro del amor.

La presencia de Laura, una joven de 24 años, le permite a Martín de 49 recrear un sentimiento de amor en esta etapa de su vida. Lo cual va surgiendo sin habérselo propuesto. Él refleja en su diario que inicia una historia de amor con Laura.

Horacio Oliveira y La Maga

“Rayuela” del argentino Julio Cortázar es considera por el mismo autor una “contra-novela”. Sin embargo, esta obra literaria muestra otra de las parejas más icónicas de la literatura hispanoamericana. Se trata de  Horacio Oliveira y La Maga.

Rayuela

Lucia, a quien todos llaman la Maga, es una joven uruguaya que carece de los conocimientos que a Horacio le sobran. Sin embargo, es una joven que aporta calidez y vitalidad a la vida de su amado. Por su parte, Horacio es un hombre intelectual que forma parte del llamado Club de la Serpiente, un grupo de letrados de diversos oficios y nacionalidades, que se reúnen para conversar de literatura, arte y otros temas.

En esta novela, el autor propone 2 formas de lectura. La primera sugerencia es leerla de forma lineal, como de costumbre, y solo de los capítulos 1 al 56. La otra forma es siguiendo el tablero de dirección propuesto por el autor, que inicia en el capítulo 73, es decir, a saltos de un fragmento al otro.

Estas son algunas de las parejas que forman parte de la literatura hispanoamericana. Sin duda, parejas que encierran historias de amor con las podemos sentirnos identificados en algún momento de nuestras vidas.

Hoy, Día de los Enamorados, te recordamos que aparte de globos en forma de corazón, un libro de la literatura en nuestro idioma también puede ser un buen reglo para ese ser especial. Además, te recomendamos nuestro post “San Valentín y la juventud venezolana”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.