Cristo Redentor, Rio de Janeiro, Brasil.

Brasil en el universo latinoamericano

Spread the love

Brasil es el país más grande de Suramérica y por lo tanto, es conocido como el gigante suramericano. Es mucho más que carnavales, futbol y samba, cosas en las que por supuesto se destaca este hermoso país. Pero además, Brasil, posee toda una riqueza histórica y una diversidad cultural digna de un país latinoamericano.

Aunque no se hable el mismo idioma que en el resto de Latinoamérica, Brasil, es nuestro vecino latino, que tiene mucho que ofrecer. De hecho, es considerada una superpotencia emergente, cuya presencia internacional aumenta cada vez más.

Su territorio es tan extenso, que tiene lugares impresionantes por todos lados para atrapar a  turistas de todo el mundo. Entre tantos lugares, destacan las Cataratas de Iguazú, el Cristo Redentor y Playa Copacabana entre otros atractivos turísticos.

Vale la pena destacar que, Brasil, es el quinto país más extenso del mundo después de Rusia, China, Canadá y Estados Unidos.

 

 

Un poco de la historia de Brasil

Para nadie es un secreto que, el idioma oficial de Brasil es el portugués. Esto se debe a que en el año 1500, el territorio que hoy se conoce como Brasil, fue descubierto y reclamado por Pedro Alvares Cabral, militar, navegante y explorador portugués. Según se suele afirmar, para ese entonces, Portugal era una de las naciones con bastante poder marítimo y con muchas colonias alrededor del mundo.

Por supuesto, como ocurrió con el resto de Latinoamérica, antes de ser colonizado por los portugueses, Brasil estaba ocupado por pueblos originarios, que en su gran mayoría vivían de la caza, la pesca y la agricultura.

En 1822, se declaró la independencia de Brasil y se creó el Imperio de Brasil, cuyo primer emperador fue Dom Pedro I, hijo del rey de Portugal João VI. 9 años más tarde, Dom Pedro I abdicó y el poder pasó su hijo Dom Pedro II, que tan solo tenía de 5 años de edad. Ante la inestabilidad política que generó esta situación, el Imperio Brasil fue gobernado por regentes hasta que Dom Pedro II fue declarado mayor de edad y emperador a los 14 años.

Finalmente, en 1888, luego de tantas revueltas, Brasil decidió abolir por completo la esclavitud. Al año siguiente, un golpe de estado decidió poner fin a la era imperial y Brasil se transformó en una República. Hoy en día, su nombre oficial es la República Federativa del Brasil.

Cultura de Brasil

Como habíamos mencionado anteriormente, Brasil posee una diversidad cultural digna de un país latinoamericano. La influencia de la colonización portuguesa, se mezcla con las culturas africana e indígena y forman una combinación única donde el sabor latino está presente.

Esta diversidad cultural, se refleja en la música brasilera, que tiene folklore africano en portugués, samba y bossa nova.

Por supuesto, el carnaval es una de las mejores cualidades que ofrece el gigante suramericano y es una tradición brasileña por excelencia. El carnaval de Río es reconocido a nivel mundial como el mejor del planeta. Su impresionante festejo, la calidad del espectáculo de las comparsas, las carrosas y los coloridos trajes de las personas que se mueven al ritmo de la música tradicional hacen de este carnaval un evento inolvidable para cualquier visitante.

Otra característica indiscutible de la cultura brasilera es la capoeira. Se trata de una técnica de arte marcial que con el tiempo se convirtió en un deporte nacional. La capoeira combina técnicas de lucha con baile popular de influencia africana y es una de las representaciones de la cultura brasileña más reconocidas a nivel mundial.

 

Goboo Nav 728X90

 

Diferencias entre el portugués de Brasil y el de Portugal

Cuando los colonos portugueses invadieron Brasil, el portugués se mezcló con el idioma de los pueblos originarios. Con el pasar de los años, el portugués brasileño se transformó en un idioma que tiene sus diferencias con el portugués de Portugal.

Algunas de las diferencias entre el portugués europeo y el brasileño:

 “Tu” y “Voce

Cuando se habla de manera informal en Portugal, se usa la palabra “tu”. Mientras tanto, “Voce” es la palabra que debe usarse al dirigirse a un anciano, un extraño o alguien con un cargo alto en una empresa.  Sin embargo, en Brasil, la palabra “voce” se usa informalmente y algunas veces en situaciones formales. Cuando los brasileños quieren sonar más formales, se dirigen a la persona con la que están hablando con “Senhor” o “Senhora”, que significa “Señor” o “Señora.”

Acentos

Al igual que ocurre con el español de España y el español de Latinoamérica, que tienen sus diferencias en el modo de hablar, el Portugués de Brasil se acentúa diferente al portugués europeo. El portugués brasileño fluye de la lengua como la música, mientras que el portugués europeo puede ser un poco suave o murmurado. Según suele afirmarse, los brasileños hablan con la boca abierta, mientras que los portugueses hablan con la boca un poco más cerrada.

Los verbos en gerundio

Cuando se expresa un verbo en movimiento, los brasileños tienen su versión de “iendo-ando”, que es “ndo”. Por ejemplo, al decir “Estoy corriendo”, un brasileño dirá “Estou correndo”. La palabra para ejecutar es “correr”, pero los brasileños eliminan la última “r” y agregan “ndo”. Por su parte, los portugueses no usan -ndo. Para decir “Estoy corriendo”, un portugués dice “Estou a correr”.

Pronunciación de la “t”

Mientras que Los portugueses pronuncian la “t”, los brasileños usualmente pronuncia su “t” como “ch”. Por ejemplo La palabra leche en portugués es “leite” y un hablante portugués dirá la palabra fonéticamente, mientras que un hablante brasileño la pronunciará como “leiche “aunque la palabra se escribe igual en ambos países.

Más allá del idioma y sus diferencias con el portugués de Portugal, Brasil, siendo el gigante suramericano, posee un territorio tan diverso como su cultura. Ríos abundantes, hermosas montañas y la selva más grande del mundo, el Amazonas, se encuentran en este país. Además, por su ubicación geográfica y su enorme tamaño, Brasil limita con casi todos los países de América de Sur.

También te invitamos a leer nuestro post “El gentilicio andino”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.