Dèia de la abolición de la esclavitud

De la abolición de la esclavitud a la lucha contra la esclavitud moderna

Spread the love

La esclavitud –ese horrendo capítulo de la historia- a la que fueron sometidos pueblos originarios y sobre todo centenares de negros africanos, se abolió hace unos años. Pero para que esto sucediera, fue necesario que ocurrieran rebeliones y hasta suicidios de los propios esclavos. Por lo tanto, las personas esclavizadas en los tiempos coloniales se consideran los primeros abolicionistas, o por lo menos, los primeros impulsores de la abolición de la esclavitud.

Sin embargo, en la actualidad todavía se lucha para erradicar la denominada nueva esclavitud. El trabajo forzoso, la explotación infantil y el matrimonio forzado son algunas de las prácticas más comunes de esclavitud moderna. Se estima que esta actividad –evidentemente ilegal- afecta a más de 40 millones de personas en el mundo, según datos de la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Por lo general, los grupos más vulnerables son los migrantes, las mujeres y los niños.

Para concienciar a la población sobre este tema, se celebra el 2 de diciembre el Día Internacional de la Abolición de la Esclavitud. Esta fecha recuerda el día exacto en que la Asamblea General de la ONU firmase el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena. Dicho convenio se aprobó el 2 de diciembre de 1949. Pero fue a partir de 1985, cuando comenzó a celebrarse una efeméride referente a la abolición de la esclavitud.

Algunas formas de esclavitud moderna

Cuando hablamos de esclavitud moderna, en realidad estamos hablando de sacar provecho de las necesidades de ciertos grupos de personas. Por ejemplo, los inmigrantes ilegales suelen ser víctimas del trabajo forzado y en la mayoría de los casos reciben un pago insignificante. Sin embargo, por temor a ser deportados, no denuncian a sus explotadores quedando atrapados en esta situación.

Matrimonios forzados

En algunos países del mundo, muchas familias venden a sus hijas todavía jovencitas a cambio de una enorme suma de dinero. Aunque la familia de la niña queda con “prosperidad económica” por un tiempo, el destino de la menor vendida puede ser prácticamente un infierno. Sin importar si la joven desea o no casarse, contrae matrimonio con un hombre mucho mayor que ella y además es sometida a abuso sexual, así como, a labores domésticas.

Matrimonios forzados

Esclavitud infantil

Otra de las prácticas comunes de la esclavitud moderna es la explotación infantil. En algunos casos se debe a la denominada trata de blancas. Pero en otros casos, se trata de los propios padres, quienes obligan a los niños a trabajar desde una edad muy temprana para llevar dinero al hogar. Por supuesto, esto trae como consecuencia que los niños sometidos al trabajo infantil descuiden sus estudios. Lamentablemente, esta es una realidad que se vive en prácticamente todos los países del mundo. Además, algunos menores de edad son víctimas de prostitución infantil.

Trabajo infantil

Trabajo forzoso

A diario millones de personas en todo el mundo trabajan de manera forzada bien sea en el sector construcción, empleo doméstico o en producción industrial. El trabajo forzoso también incluye a personas que son victimas del abuso sexual.

Trabajo forzoso

Sin duda, este fenómeno ilegal llamado esclavitud moderna es una realidad aparentemente oculta ante los ojos del mundo. De hecho, es probable que la ropa que estas usando en este momento haya sido elaborada en una de las tantas fábricas de esclavos modernos del planeta. En estos lugares, personas de todas las edades trabajan durante más de 16 horas en condiciones realmente deplorables.

Por lo tanto, se hace necesario promover campañas de impacto masivo sobre el empleo digno y los derechos humanos que debe tener cada persona.

También te invitamos a leer  nuestro post “Los animales y su aporte al equilibrio del planeta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.