Celebracion del espíritu de la navidad

El Espíritu de la Navidad en Latinoamérica

Spread the love

Impactos: 0

El Espíritu de la Navidad –que no es lo mismo que el espíritu navideño- es una tradición que se celebra todos los 21 de diciembre. Justo en esa fecha ocurre el Solsticio de Invierno y la noche es la más larga del año, anunciando la llegada del invierno en el hemisferio norte. Además, se dice que el 21 de diciembre llega a la Tierra el Espíritu de la Navidad, un ser galáctico que trae abundancia y prosperidad a todo el planeta.

Aunque es una celebración de origen nórdico, en el tiempo se ha extendido por todo el mundo y por supuesto Latinoamérica no escapa de esta tradición. Por lo general en este día, amigos y familiares se reúnen y practican rituales para recibir la energía del Espíritu de la Navidad. Una energía que según los creyentes viene cargada de paz, amor, armonía y felicidad.

Orígenes del Espíritu de la Navidad

Cada 21 de diciembre –como ya habíamos mencionado- sucede un fenómeno astrológico denominado Solsticio de Invierno. Este día, la Tierra está en su punto más lejano con respecto al sol, lo que anuncia la llegada de una nueva estación climatológica.

En lo espiritual, se tiene la creencia que este cambio climatológico se debe a la llegada del Espíritu de la Navidad. Una historia que tiene miles de años de antigüedad. De acuerdo con una leyenda, en tiempos remotos llegó un ser proveniente de una galaxia lejana y se instaló en la región que hoy ocupan los países escandinavos. Era un ser avanzado y dotó a los habitantes de conocimiento y mucha bondad.

Otra teoría se refiere al Espíritu de la Navidad no como un ser físico, sino como una energía universal que se vive todos los 21 de diciembre. Dicha energía envuelve de buena vibra a los hombres y mujeres de buena voluntad. Para las civilizaciones antiguas, el cambio de estación era celebrado como una variación de las energías que brindaba propiedades mágicas, espirituales y medicinales a los bosques. Por ende, los sacerdotes de la naturaleza conocidos como “Druidas”, invocaban durante el invierno al espíritu de la navidad a quien agradecían por los favores recibidos.

Era común que, por esas fechas se encendieran fogatas cerca de los árboles como ritual para recibir al Espíritu de la Navidad.

Ya para la época del imperio romano, el Emperador Julio César estableció la fecha para el solsticio de invierno el 25 de diciembre rigiéndose por el calendario juliano. Posteriormente, el Papa Gregorio XIII creó el calendario gregoriano y desde entonces la llegada del invierno se celebra el 21 de diciembre.

¿Cómo se celebra en Latinoamérica el Espíritu de la Navidad?

En muchos países latinoamericanos como México, Costa Rica, Colombia, Venezuela y Chile entre otros, se celebra todos los 21 de diciembre el Espíritu de la Navidad. Para la mayoría de los latinoamericanos, esta celebración se interpreta como el recibimiento de una energía mágica y universal que trae paz y armonía para el venidero año.

Existen muchos rituales para esta celebración, pero en la actualidad cada familia de Latinoamérica recibe el Espíritu de la Navidad como quiere y como puede. En algunos hogares preparan una gran fiesta para la ocasión, donde se reúnen amigos y familiares. Mientras tanto, hay personas que prefieren pasar este día en solitario y guardando silencio para conectarse con energías positivas (una buena opción para estos tiempos de pandemia).

A continuación, repasaremos algunas de las costumbres más comunes celebradas en América Latina con respecto al Espíritu de la Navidad:

Limpieza energética

Por lo general, muchas personas realizan una limpieza profunda en sus hogares con esencias de hierbas aromáticas. Además, suelen encender inciensos de sándalo, rosas o mandarina. La finalidad de este ritual de limpieza es tener la casa libre de toda suciedad o energía negativa al recibir el Espíritu de la Navidad.

Encendido de velas

En otros hogares acostumbran encender algunas velas de diferentes colores y pedir deseos para el próximo año. Aprovechando la época decembrina, los colores de las velas suelen ser navideños como rojo, verde, dorado y plateado.

Hora del ritual

Algo común en las familias latinoamericanas, es realizar el ritual entre las 10 y las 12 de la noche del 21 de diciembre. Se colocan las velas, adornos y fruta sobre una mesa y se abren las ventanas para darle la bienvenida al espíritu de la navidad.

Pedir deseos

Durante el momento del ritual, la familia se toma unos minutos para agradecer en silencio por todo lo recibido este año y pedir abundancia y prosperidad en el siguiente. Algunas personas suelen escribir sus deseos en un papel colocándolos en orden de prioridad. Una vez finalizado el ritual, las personas que escribieron sus deseos conservan el papel durante todo un año y lo queman el 21 de diciembre del año próximo.

¿Qué forma tiene el Espíritu de la Navidad?

En la actualidad, el Espíritu de la Navidad es celebrado como una energía y no como un ser con cuerpo físico. Sin embargo, hay una figura que le da representación a esta energía y es muy parecida a Santa Claus o Papá Noel. Las imágenes del Espíritu de la Navidad, recrean la figura de un robusto anciano con barda blanca y con gesto amable y sonriente. El anciano está vestido con una túnica o una capa de color blanca.

Invierno en el norte y verano el sur

Como ya hemos mencionado, la llegada del Espíritu de la Navidad da inicio al Solsticio de Invierno. De acuerdo con Tiempo Universal Coordinado (UTC, por sus siglas en inglés), en este 2020 el fenómeno ocurrirá a las 10 y 2 minutos de la mañana. Vale la pena resaltar que, la hora exacta varía según la zona geográfica.

Pero otro hecho curioso es que, mientras el Solsticio de invierno tiene lugar en el hemisferio norte, en el hemisferio sur comienza el Solsticio de Verano. Sin embargo, esto no afecta para nada los rituales realizados con respecto al Espíritu de la Navidad.

Recuerda dejar tu opinión sobre este post, en la sección de comentarios. Además, te invitamos a leer nuestro artículo “La Navidad en Latinoamérica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *