El Yoga

El Yoga y sus excelentes beneficios

Spread the love

Impactos: 19

El interés por alcanzar la paz mental y mantener un cuerpo sano y en forma ha crecido en los últimos años. En esa búsqueda, el yoga se ha convertido en una opción atractiva para muchos que la consideran una disciplina con excelentes beneficios. Siendo uno de ellos mejorar la salud de quienes la practican.

Se afirma que millones de personas en todo el mundo realizan yoga como una actividad cotidiana. En esta oportunidad vamos a repasar cómo esta disciplina de tradiciones antiguas ha evolucionado a través del tiempo.

Orígenes

Según estudios realizados, en la antigüedad esta disciplina se impartía directamente del Gurú o Maestro al estudiante y se consideraba algo secreto entre los involucrados. Por lo tanto existen varias teorías de cuando comenzó a practicarse.

Algunos investigadores refieren que el yoga comenzó a realizarse hace unos 5.000 años en el norte de la India. Sin embargo, otros historiadores hablan de la existencia de esta disciplina desde hace más de 10.000 años. Lo que sí está claro es que se originó en la India y que su práctica integra lo físico, lo mental y lo espiritual.

Su nombre proviene del sanscrito “ioga”, una palabra que está relacionada con la meditación y el hinduismo. Su significado tiene que ver con la unión y el esfuerzo como camino hacia la iluminación.

También se comenta que la historia de esta disciplina está escrita en textos sagrados conocidos como Vedas. Una leyenda mística extraída de estos textos, explica que el origen del yoga ocurre cuando un pez conocido como Mat-Sya observó las posturas que hacía el dios Shiva. Se dice que el pez aprendió las posturas y se transformó en hombre transmitiendo el conocimiento de generación en generación.

Enseñanza del Yoga fuera de la India

Se afirma que Swami Vivekananda, fue el primer monje hindú que dio una clase de yoga a personas extranjeras y curiosamente lo hizo sin enseñar posturas. Esto ocurrió en 1893 y Vivekananda se concentró en la meditación, las respiraciones y las visualizaciones.

Luego que se diera a conocer el yoga a personas que no eran de la India, nació el interés por aprender y difundir el conocimiento de esta disciplina en todo el mundo.

¿De dónde vienen las posturas del yoga?

En uno de sus libros el historiador Mark Singleton, refiere que la gimnasia sueca del siglo XIX inspiró el desarrollo del yoga. Dicha gimnasia se creó para mejorar la condición física en las escuelas y el ejército y como parte de la curación médica.

Este entrenamiento, se dio a conocer por toda Europa, estableciéndose como base para ejercicios militares. Posteriormente esta modalidad de ejercicio, llegó a la India donde ya se practicaba yoga de una manera meditativa. A esta disciplina se agregaron las posturas de la gimnasia sueca.

También se comenta que las posturas o asanas como se les conoce en el mundo del yoga, se hicieron más comunes cuando creció el deseo por el fisicoculturismo. En la búsqueda de un método accesible para fortalecer el cuerpo, se combinaron la meditación y las asanas, dándole una nueva visión a la práctica del yoga. A partir de 1930 se empezaron a crear nuevas posturas a las ya existentes.

Los 5 principio del yoga

De acuerdo con el hindú Maharishi Mahest, considerado el gurú del yoga en el mundo occidental, esta disciplina se basa en 5 principios:

Pranayama: consiste en ejercicios de respiración.

Dhyana: se basa en la práctica de pensamientos positivos y la meditación.

Savasana: se encarga de la meditación.

Asanas: se fundamente en la parte física, contribuyendo a la flexibilidad, fuerza y equilibrio.

Algunos tipos de yoga

Con el correr de los años, esta disciplina ha evolucionado, dando como resultado el surgimiento de diferentes estilos. Algunos de los tipos de yoga más comunes hoy en día son:

Hatha Yoga: es uno de los más populares en el mundo y está relacionado con el tantra. En este tipo de yoga se utiliza el cuerpo con posturas específicas para purificar el físico y la mente.

Bhakti yoga: es un tipo de yoga que se recomienda para personas que quieren establecer una relación más cercana con lo espiritual, consiste en hacer cánticos para adorar a un Dios.

Karma Yoga: se considera como una ofrenda a Dios sin esperar nada a cambio.

Tantra Yoga: es una forma de meditación utilizando el cuerpo con misticismo mediante movimientos específicos.

Raja Yoga: es uno de los más tradicionales y se basa en el desarrollo de la mente y la concentración a través de la meditación.

Yoga aéreo: tal como su nombre lo indica se trata de practicar ciertas posturas de yoga en el aire, lo que trae beneficios a nivel físico y mental.

Beneficios

Según afirman maestros y alumnos, practicar esta disciplina trae múltiples beneficios a nivel físico, mental y espiritual que van desde una mejor concentración y mayor aceptación de uno mismo hasta una mayor conexión espiritual.

Entre uno de los beneficios que podemos destacar de esta disciplina es una mejor salud: el yoga  produce un equilibrio entre el cuerpo y la mente generando un estado de bienestar. Además ayuda a canalizar la energía combatiendo el estrés y creando estados de calma y relajación.

Por otra parte, la práctica de asanas aporta a la tonificación de todo el cuerpo y mejora su postura. Realizar constantemente las diferentes posiciones hace que mantenerse erguido sea más fácil. De igual manera se incrementa la flexibilidad ya que los estiramientos incrementan la elasticidad en el cuerpo.

Para aquellas personas que nunca han practicado esta disciplina y están interesadas en hacerlo, se recomienda consultar con un experto. Así como se generan excelentes beneficios si se hace de forma correcta, la práctica indebida del yoga puede ocasionar posibles lesiones que perjudiquen el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *