Integrantes de las estrellas de Fania

Ese fenómeno llamado: las estrellas de Fania II

Spread the love

Impactos: 59

Las estrellas de Fania, representan sin lugar a dudas una parte importante de la historia de la salsa. Para resalta la destacada trayectoria de esta gran orquesta traemos la segunda parte del post  “Ese fenómeno llamado: las estrellas de Fania”.

Larry Harlow, Ismael Miranda, Willie Colón, Héctor Lavoe, Bobby Valentín, Ray Barretto y Celia Cruz son tan sólo parte del conglomerado de artistas que formaron Fania All-Stars.

Desde que se dieron a conocer en Nueva York, ciudad donde se fundó la orquesta que dio nacimiento a la salsa, conquistaron el público latino dentro y fuera de los Estados Unidos. Su música se dio a conocer además en otros continentes como el africano, el asiático y el europeo.

Rubén Blades y su Pedro Navaja

A partir de mediados de los 70, la salsa estaba en su máximo apogeo y las estrellas de Fania comenzaron a realizar giras por todo el mundo como embajadores de este género musical. La orquesta, se había convertido en una gran fuerza internacional. Conquistó el mercado de la música y sumó numerosas ganancias con las ventas de sus discos.

Pero la nueva promesa de Fania All-Star estaba por llegar. El panameño Rubén Blades, ya  con su título de abogado se mudó a Nueva York decidido a pertenecer a la orquesta. Sin embargo, al principio su propuesta de grabar para Fania Records fue rechazada.

Luego de tanto insistir, sólo consiguió trabajar como personal de correspondencia de la disquera. Poco a poco, comenzó a ganarse la confianza de los músicos.  En 1977 junto a Willie Colón, Blades grabó su primer trabajo musical, dándole a Fania un disco con letras sofisticadas.

De acuerdo con el mismo Willie Colón: “Rubén, tenía mucho talento para componer canciones y comenzó a escribir letras con contenido social, político y de la cotidianidad”. El disco “Siembra” que surgió de la combinación de Blades y Colón, es considerado uno de los más exitosos de Fania. La gente se sentía identificada con todas las canciones de esta producción, que solamente en Venezuela logró vender alrededor de quinientas mil copias, superando las ventas de los álbumes anteriores del sello disquero.

Todas las canciones de ese disco, fueron un éxito. Pero una de las más destacada fue “Pedro Navaja,” una original versión inspirada en el clasico del dramaturgo Bertolt Brecht “Mack the snife”. En su versión se cuenta la historia de un matón de barrio que en su faena delictiva apuñala a una mujer prostituta también delincuente. Ella, herida de muerte le dispara con un revolver a Navaja quien también pierde la vida.

Héctor Lavoe y su lucha fallida contra las drogas

Mientras Rubén Blades comenzaba a destacarse, la estrella favorita de Fania, el puertorriqueño Héctor Lavoe estaba perdiendo la batalla de su lucha contra la adicción a las drogas. Comenzó a llegar tarde o faltar a los eventos y su voz empezaba a decaer.

A finales de los 70 se acordó preparar un disco para el relanzamiento de Lavoe. Willie Colón, que sería el productor de este trabajo le pidió a Rubén Blades una canción para la producción. Rubén ya había escrito el tema “El cantante” que pensaba interpretar el mismo.  Sin embargo, terminó concluyendo que la canción le ajustaba al compañero Lavoe incluso por la realidad que estaba viviendo.  De tal forma  que Hector grabó el tema, incluido en su dico “Comedia”  el cual se convertiría en su firma y su mayor éxito.

Posteriormente en 1983, Lavoe interpreta “Juanito Alimaña”  compuesto por el inigualable Catalino Tite Curet Alonso. Una vez más Hector Lavoe convirtió el tema en un clásico de la salsa.

Hector Lavoe, Willie Colón y Rubén Blades

 

Los últimos días de Héctor Lavoe

En 1987, el hijo del cantante, quien también se llamaba Héctor, fallece tras el impacto de una bala. Un año después, a Lavoe le diagnostican con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), enfermedad de la cual se contagia a través de una aguja infectada para inyectarse drogas. Ese hecho y el insuperable dolor de la pérdida de su hijo, lo llevan a cometer un intento de suicidio que le deja incapacitado. Sin embargo,  a pesar de su estado de incapacidad, tuvo que cumplir con algunas contrataciones que tenía pendiente.

El 29 de junio de 1993, la Fania pierde a Lavoe quien con 46 años de edad fallece de un paro cardiaco. El cantante de los cantantes, fue sepultado en su natal Puerto Rico, en medio de muchos seguidores, entre ellos, se destaca la presencia de su amigo el cantante Ismael Miranda.

A pesar de llevar una vida sumida entre vicios y depresiones, Héctor Lavoe es indiscutiblemente una leyenda de la salsa, recordado por canciones como  “El todopoderoso”, “Calle Luna, Calle Sol” y “Triste y vacía” entre tantas otras.

Entre éxitos y decepciones

En la década de los 80, la orquesta seguía presentándose de manera exitosa en países como Puerto Rico, Venezuela, República Dominicana, Panamá y México. En esa época, salieron al mercado los álbumes “Commitment”, “California Jam”, “Latin Conecttion”, “Social Change”, “Lo que la gente pide”, “Viva la Charanga” y “Bamboleo”.

Pero a pesar de los éxitos, en esos años la disquera Fania Records comenzó a presentar problemas económicos. La reputación de Jerry Masucci como Dueño de la disquera comenzó a desvanecerse. Los artistas se quejaban de no recibir suficiente remuneración por el trabajo que hacían.

Por otra parte, el movimiento salsero en Nueva York fue perdiendo popularidad, a medida que el merengue dominicano y otros géneros comenzaron a posicionarse en ese momento. Muchos artistas, abandonaron la orquesta para emprender sus propios proyectos.

Sin embargo, Fania All-Star siguió realizando conciertos y editando discos. En 1997, salió al mercado el álbum de estudio “Bravo’ 97” que incluye temas como “Azúcar”, “Aquí el que baila gana” y “sandunguera”. El disco logró posicionarse bien en las emisoras de radio, pero ya la popularidad de la orquesta empezaba a descender. En los años siguientes, continuaron editando discos y participando en eventos y homenajes. Ahora bien, lo cierto es que, aunque marcaron un hito en la música latino caribeña, los años de gloria habían pasado.  Nacía la inmortal leyenda de Las Estrellas de Fania.

Tributo a Johnny Pacheco

En el año 2014, en el teatro la Fiesta del Jaragua de Santo Domingo, en República Dominicana, se le rindió un homenaje al director de la Fania All-Star Johnny Pacheco. “Yo soy la salsa”, se denomina el evento que contó con participación de varios artistas de Fania y otros cantantes invitados.

Cheo Feliciano, Ismael Miranda, Adalberto Santiago, Roberto Roena, Bobby Valentín, Milly Quezada y Oscar De León entre muchos otros participaron en aquel homenaje donde no faltaron los bailadores.

El show, se grabó en video para el documental “Yo soy la salsa”, dirigido por Andrés Van Der Horst y contó con el respaldo de Caribbean Cinemas.

En la actualidad, los artistas de Fania All-Star son reconocidos como los máximos exponentes de géneros latinos y caribeños, especialmente de la salsa. Su legado musical, una  enorme cosecha gracias al conglomerado de estrellas que hicieron vida en la orquesta y que se puede disfrutar en la internet.

Gracias por la lectura. Te invitamos a dejar un comentario.

Integrantes de Fania All-Star

Las estrellas de Fania

 

Héctor Lavoe (voz), Cheo Feliciano (voz y maracas), Ismael Miranda (voz y maracas), Adalberto Santiago (voz), Pete “El Conde” Rodríguez (voz, güiro), Santos Colón (voz), Bobby Cruz (voz), Ismael Quintana (voz), Celia Cruz (voz), Ismael Rivera (voz), Justo Betancourt (voz), Rubén Blades (voz), Hector Zarzuela (trompeta), Roberto Rodríguez (trompeta), Larry Spencer (trompeta), Barry Rodgers (trombón), Reinaldo Jorge (trombón), Willie Colón (voz y trombón), Larry Harlow (piano), Ricardo Ray (piano), Papo Lucca (piano), Eddie Palmieri (piano), Ray Barreto (congas), Mongo Santamaría (congas), Eddy Montalvo (congas), Willy Romero (congas), Johnny “Dandy” Rodríguez Jr (congas), Milton Cardona (congas), Orestes Vilató (timbales), Nicky Marrero (timbales), Roberto Roena (bongós),Bobby Valentín (bajo), Salvador Cuevas (bajo), Pupy Legarreta (violín), Alfredo de la Fé (violín), Yomo Toro (cuatro, tres y guitarra), Johnny Pacheco (flauta y director musical), Tito Puente (timbales, batería), Joe Bataan (Piano), José ‘Monguito’ Santamaria (primera voz del grupo en 1964 y piano), Louie Ramirez (vibráfono),Jimmy Sabater (Timbales), Luis Alberto “Toto” Rivero Ascanio (copista de bongo y timbal) y Wilfrido Vargas (voz —canta el tema “El Barbarzo” en un medley con Héctor Lavoe en el disco Havana Jam—).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *