Día de la Paz

La importancia de la paz en un mundo de guerras

Spread the love

Hablar de un Día Internacional de la Paz en un mundo que siempre ha estado en guerra es un asunto complicado. Si a esto le sumamos la pandemia, las catástrofes naturales y las desigualdades e injusticias sociales la cosa se complica todavía más. Sin embargo, la paz es un tema tan importante como la protección de las abejas o la preservación del medio ambiente.

Por tal motivo, el 21 de septiembre de cada año, se celebra el Día Internacional de la Paz. La iniciativa fue promovida en 1981 por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para conmemorar los ideales de paz de cada pueblo y cada nación.

Vale la pena destacar que, el concepto de paz no sólo significa acabar con las guerras, sino también con los conflictos sociales y las disputas entre familias y vecinos. Hacer las paces hoy puede ser la tranquilidad de mañana, algo que aplica para países, fronteras, comunidades, familias, vecinos y personas.

Orígenes del Día Internacional de la Paz

Fue decretado en 1981 y celebrado por primera vez en 1982. Sin embargo, en el año 2001 fue cuando la ONU designó el 21 de septiembre como el día oficial para su conmemoración anual. 4 años más tarde, también se decretó que en esta fecha se hiciera un llamado al cese de la violencia y el fuego, algo que no se ha cumplido por completo.

Es precisamente en la finalidad de ponerle fin a todo tipo de conflicto, que recae la importancia y el impacto del Día Internacional de la Paz. Por supuesto, también entran en juego otros factores como la pobreza, la salud, el racismo y la xenofobia, entre otros inconvenientes del mundo actual.

Esta efeméride está sustentada en el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.

Recuperarse mejor para un mundo equitativo y sostenible

Todos los años se hacen campañas con un tema específico para conmemorar el Día Internacional de la Paz. Esta celebración puede estar relacionada con el cambio climático, una economía sustentable, la xenofobia entre otros temas. Por supuesto, sin perder el objetivo principal, que desde luego es promover la paz.

Para este 2021 el lema es “Recuperarse mejor para un mundo equitativo y sostenible”. La intención es generar alternativas para ayudar a las personas a recuperarse en medio de la pandemia por COVID-19. Además, se busca fomentar la resiliencia, haciendo de este planeta un lugar más justo, equitativo, sostenible y saludable.

En este sentido, desde la ONU hacen un llamamiento a los Estados Miembros a hacer una pausa humanitaria a conflictos locales, así como un alto al fuego. El propósito es que de esta manera todas las personas del mundo tengan acceso a las vacunas.

Vale la pena mencionar que, mientras algunos países han realizado jornadas de vacunación masiva, otros todavía no han comenzado la primera dosis. Esto puede deberse a conflictos internos y/o externos, intereses políticos o problemas económicos.

Evidentemente, todavía falta mucho por hacer para alcanzar la paz mundial. Sin embargo, podemos comenzar desde nuestras comunidades, siendo solidarios con quienes más lo necesiten o haciendo las paces con esa persona a la que no le hablamos. Además, podemos promover un entorno libre de violencia y garantizar el respeto, la tolerancia y la aceptación de todos.

La paz nos pertenece a todos, por tal motivo es tarea de todos reflexionar y lograr el bienestar de nuestra sociedad. Pero al igual que aprender un idioma extranjero, una vez que logremos el objetivo de la paz debemos practicarla, individual y colectivamente.

También te invitamos a leer nuestro post “El Grito de Dolores y la preservación de la capa de ozono”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.