Mural de José Gregorio Hernández

La interesante vida del beato José Gregorio Hernández

Spread the love

Lo más interesante del considerado “médico de los pobres”, es que aun siendo una figura tan reconocida internacionalmente, nunca tuvo una personalidad polémica. José Gregorio Hernández fue uno de los doctores y científicos más bondadosos y a su vez intelectuales de Venezuela y el mundo.

En abril del 2021, el médico venezolano recibió su beatificación por parte de la iglesia, la cual fue aprobada por el papa Francisco. Este hecho, hizo que se diera a conocer la sanación de Yaxury Solórzano, la niña del milagro que convirtió a José Gregorio en beato de la iglesia católica.

Pero además de sus milagros y su beatificación, existen otros datos curiosos de la vida del “médico de los pobres” que vale la pena conocer.

Datos Curiosos de José Gregorio Hernández

El médico de los pobres, nació el 26 de octubre de 1864, en el pueblo de Isnotú, estado Trujillo, es decir, en los andes venezolanos. En un principio quería estudiar derecho, pero su padre lo convenció para que cursara medicina, carrera de la cual se enamoró y estudió en la Universidad Central de Venezuela (UCV). De hecho, se suele afirmar que, fue el mejor estudiante su promoción universitaria.

Debido a sus méritos académicos, realizó estudios en la Universidad de París, gracias a una beca otorgada por el entonces presidente de Venezuela, Juan Pablo Rojas Paúl. En París, estudió Microscopía, Bacteriología, Histología Normal y Patológica y Fisiología Experimental.

Fue profesor de UCV durante casi 30 años y fue fundador de la cátedra de Anatomía Patológica. Paralelamente, a través de su vocación de médico, se dedicó a curar a los más necesitados.

Además de sus logros en medicina y su entrega por sanar a los enfermos, la vida del doctor José Gregorio Hernández está marcada por otras curiosidades que son poco conocidas. A continuación mencionarlos algunas de ellas:

Herencia religiosa

De acuerdo con su biografía, en el linaje de su bisabuelo, José Gregorio Hernández era familia del Santo Hermano Miguel por el lado paterno. Mientras tanto, por el lado materno era descendiente del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros.

Sastre

Debido a su difícil situación económica, mientras estaba estudiando medicina un amigo sastre le enseñó a confeccionar trajes. Este conocimiento le sirvió para ganarse la vida y para hacer varios trajes para sí mismo.

Escritor

Además de su amor por la medicina, José Gregorio Hernández era un apasionado de la lectura y la escritura. Por lo tanto, escribió 5 obras literarias, 4 de las cuales fueron publicadas en una revista venezolana llamada “El Cojo Ilustrado”.

Políglota

Tenía un perfecto dominio del español, francés, alemán, inglés, italiano, portugués y comprendía el latín.

Curiosidades sobre su muerte

José Gregorio Hernández, murió el 29 de junio de 1919. Justo un día después de la firma del tratado de Versalles, que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

El reconocido médico resultó ser víctima fatal del segundo accidente automovilístico registrado en Caracas, la capital venezolana. Debido al alto costo de los repuestos, los vehículos motorizados no se habían popularizado tanto en Venezuela por aquella época. Según estimaciones, para el momento de su muerte había unos 700 vehículos entre autobuses, autos y tranvías y muchos no estaban en funcionamientos.

El conductor del auto era Fernando Bustamante, un mecánico de 28 años amigo de José Gregorio Hernández, que había pedido el auto prestado. Fue detenido por las autoridades, pero los hermanos del beato pidieron que fuese absuelto. Tiempo después, Bustamante tuvo que huir a Curazao por ser acusado de estar involucrado en un plan para derrocar al dictador Juan Vicente Gómez.

Se dice que, al momento de su caída tras el accidente, José Gregorio Hernández gritó “Virgen Santísima”. Otros testigos afirmaron que luego de golpearse la cabeza el doctor dijo “a mí nunca me había pasado esto; qué cosa tan horrible”.

Bustamante y otro acompañante, llevaron a José Gregorio al Hospital José María Vargas. Sin embargo, el médico falleció después de llegar al centro asistencial.

El beato presentó una fractura de cráneo a raíz del accidente que le quitó la vida. Curiosamente, la niña Yaxury Solórzano tuvo la misma lesión y fue salvada milagrosamente por el doctor José Gregorio Hernández, lo que le permitió su beatificación.

Te invitamos a leer nuestro post “La niña que hizo que beatificaran a José Gregorio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.