Flyer día mundial de la salud sexual

La salud sexual y su importancia en el mundo actual

Spread the love

La salud sexual, algo de lo que poco se habla pero a lo que todos debemos prestarle mucha atención. En el mundo actual, donde la información abunda por todos lados, la sexualidad tiende a banalizarse y puede ser motivo de riesgos si no se asume con responsabilidad.

El Día Mundial de la Salud Sexual se celebra el 4 de septiembre de cada año. Aunque sea una efeméride que no se toma mucho en cuenta, una buena salud sexual es esencial para un estilo de vida saludable, incluyendo el bienestar físico, mental y social.

La finalidad de este día es hacernos tomar conciencia sobre nuestra responsabilidad sexual. Además, se busca promover los derechos sexuales, la diversidad sexual, así como una salud sexual y reproductiva de forma placentera, sin discriminación ni riesgos.

¿Desde cuándo se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual?

El Día Mundial de la Salud Sexual fue promovido por la Asociación Mundial para la Salud Sexual y se celebra desde el año 2010. La iniciativa es también impulsada por la Organización Mundial de la Salud y busca concienciar a la población sobre la sexualidad como parte esencial del ser humano.

Vale la pena mencionar que, una buena educación sexual es fundamental para nuestra salud física y mental. De acuerdo con estudios realizados por especialistas en el tema, en la actualidad, los adolescentes en su mayoría son sexualmente activos mucho antes de cumplir los 20. También se suele afirmar que, alrededor del 60% de estos jóvenes no usan ninguna protección para evitar un embarazo no deseado o prevenir una enfermedad de transmisión sexual.

De acuerdo con la opinión de sexólogos, muchas personas consideran que por saber de sexo y de anticonceptivos ya tienen una buena educación sexual. Sin embargo, también es importante tomar en cuenta aspectos como la prevención, el placer y la violencia sexual.

Beneficios de una sexualidad responsable

Para nadie es un secreto el placer que produce tener relaciones sexuales, lo cual ya es beneficioso para nuestra salud física y mental. Sin embargo, más allá del disfrute carnal, una buena salud sexual, es decir, sexo responsable, nos puede brindar muchas bondades.

Entre algunos beneficios destacan, una mejor circulación, esto se debe a que la actividad sexual favorece la vasodilatación y aumenta el flujo sanguíneo arterial. De este modo, se previene al organismo de cardiopatías isquémicas y de un infarto.

Por otro lado, algunos doctores afirman que eyacular 5 veces por semana puede reducir el riesgo de cáncer de próstata en los hombres en un 30%. Mientras que, una sexualidad activa también puede regular los ciclos menstruales en las mujeres.

Pero además, una sexualidad activa y saludable fortaleces las defensas y la musculatura del cuerpo, libera endorfinas y combate el estrés y la depresión. Del mismo modo, las hormonas sexuales que se liberan durante el coito ayudan a conciliar mejor el sueño.

Otro dato curioso y por supuesto beneficioso, es que la actividad sexual favorece la capacidad olfativa. Luego de la relación sexual, el cerebro libera prolactina, lo que favorece el desarrollo de las neuronas del bulbo olfatorio. De esta manera, tener sexo garantiza una mayor capacidad para detectar olores.

Sin duda, tener una sexualidad activa aporta muchísimos beneficios para nuestra salud. Sin embargo, también es importante tener una buena educación sexual que nos permita ser responsables a la hora de asumir nuestra sexualidad. El sexo consciente y consensuado puede evitar traumas, embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

También te invitamos a leer nuestro post “El beso y su relación con el romanticismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.