Alebrijes y su creador

Los alebrijes, literalmente un sueño hecho realidad

Spread the love

Los alebrijes son impresionantes artesanías mexicanas, que representan figuras tan fascinantes que se han vuelto populares en todo el mundo. Estas piezas de artes surgieron en la primera mitad del siglo XX y fueron creadas por el reconocido artista y cartonero mexicano Pedro Linares López.

El alcance de su popularidad, ha llevado a estas criaturas de múltiples colores a exhibirse en diverso lugares. Es común encontrar alebrijes en plazas y mercados populares, así como, en reconocidos museos dentro y fuera de México.

Esta artesanía es elaborada tradicionalmente con la técnica de la cartonería. Específicamente, los alebrijes son figuras fantásticas que combinan elementos fisionómicos de varios animales, los cuales pueden ser reales o imaginarios y están pintados con colores llamativos.

Origen de los alebrijes

Al hablar del origen de los alebrijes, necesariamente hay que contar la interesante historia de su creador Pedro Linares López. Este artista nació en Ciudad de México en 1906 y heredó de su padre el arte tradicional de realizar esculturas en papel maché, oficio conocido como cartonería en México. A los 12 años de edad, Pedro, ya se destacaba haciendo piñatas, figuras tétricas para el Día de los Difuntos y los famosos judas de Nochebuena.

Pedro Linares

Desde entonces, este artista cartonero se convirtió en todo un experto en este oficio. Pero cuando tenía 30 años, una terrible enfermedad que lo llevó al borde la muerte, lo dejó inconsciente y lo sumergió en un extraño sueño. Según relató el mismo Pedro, él se vio a si mismo entrar en un bosque donde vivían una serie de criaturas extrañas y fantásticas. Estos seres acompañaron a Pedro por un largo recorrido hasta recuperar su conciencia.

En este sueño, el artista aseguró que entre las criaturas vio a un burro con alas de mariposa, un león con cabeza de perro y un gallo con cuernos de toro entre otros animales extraños. Además, escuchó que estos seres gritaban a coro “Alebrijes, Alebrijes”. Por lo tanto, de este sueño peculiar, no solo surgió la idea de crear estas hermosas criaturas sino también el nombre de las mismas.

Del sueño a la realidad

Luego de recuperarse por completo, Pedro Linares, se propuso dar a conocer a aquellos seres extraños que lo habían acompañado durante su enfermedad. De modo que, haciendo uso de sus habilidades como cartonero comenzó a tomar trozos de papel con los cuales modeló las figuras que tenía en su mente.

Gallo alejibre

Por supuesto, las figuras eran representaciones de lo que había visto en su sueño y de este modo nacieron los alebrijes. Tal fue la impresión que causaron estas criaturas en todo México, que luego se dieron a conocer en América Latina, Estados Unidos y Europa.

En 1990, Linares recibió el premio Nacional de Ciencias y Artes gracias a su destacado trabajo artístico. Pero este premio también le fue otorgado como reconocimiento por mantener y conservar las tradiciones propias y populares del arte mexicano.

2 años más tarde, el artista falleció a sus 86 años de edad, dejando viva la cultura de los alebrijes, hoy tradición continuada por sus familiares y otros artistas mexicanos.

Como dato curioso, vale la pena resaltar que, Linares creó varios alebrijes para los también reconocidos artistas Frida Kahlo y Diego Rivera. Esta colección se puede apreciar en el Museo Anahuacalli en la Ciudad de México.

El Desfile de Alebrijes Monumentales

Sin lugar a dudas, los alebrijes forman parte importante del imaginario cultural y artístico mexicano. Por este motivo, desde el año 2007, el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México organiza el Desfile de Alebrijes Monumentales, un tremendo evento que promueve el arte y la cultura folclórica de ese país.

Desfile de alejibres

El evento se realiza cada año a finales del mes de octubre. En este desfile, cientos de artesanos se esmeran elaborando alebrijes de hasta 4 metros de altura para pasearlos por el centro histórico de la capital mexicana. Se trata de una gran fiesta que incluye danza, música y muchos colores.

Los alebrijes de Oaxaca

Los alebrijes nacieron en Ciudad de México, pero su popularidad se expandió por todo el país y muchos artesanos de otros estados comenzaron a hacer sus propias versiones. Tal es el caso de Oaxaca, donde los alebrijes son elaborados con madera tallada. Además, los alebrijes oaxaqueños están inspirados en los nahuales, seres sobrenaturales que tienen la capacidad de transformarse en animales.

También te invitamos a leer nuestro post “El Grito de Dolores y la preservación de la capa de ozono”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.