Pueblos indigenas

Pueblos indígenas: herencia de nuestros antepasados

Spread the love

La naturaleza -tan golpeada y descuidada- es parte esencial de nuestra vida, algo que siempre han tenido muy claro los pueblos indígenas u originarios del mundo. El contacto con la naturaleza, forma parte de la vida diaria de estas comunidades. De ahí, viene el conocimiento de las plantas medicinales (que se han puesto de moda últimamente), así como los materiales para hacer artesanías. Además, de la naturaleza viene el cultivo por el campo y las fiestas o rituales para celebrar u honrar a los elementos del medio ambiente.

Si los recursos naturales se agotan –que de hecho, se están agotando- las comunidades indígenas, así como muchos animales pierden su hábitat, teniendo que desplazarse a otros lugares.

Según suele afirmarse, los indígenas custodian el 80 % de la biodiversidad de la Tierra aunque sólo ocupan el 22 % de la superficie del planeta. Además, Constituyen menos del 5 % de la población mundial y sin embargo, representan el 15 % de las personas que viven en la pobreza.

El 13 de septiembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Dicha declaración, contó con 144 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones. Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos fueron los países que en un principio se opusieron a esta declaración. Posteriormente, estos países cambiaron su decisión para adherirse a la declaración.

La finalidad de este documento, fue precisamente reconocer los derechos de los pueblos indígenas, un sector históricamente saboteado y despojado de sus tierras y sus costumbres.

Los primeros cuidadores de la naturaleza

A lo largo de milenios, incluso mucho antes de la época de las colonias, los pueblos indígenas han desarrollado técnicas de conservación de la naturaleza para preservar la biodiversidad. Vale la pena destacar que, el trabajo conservacionista de estas comunidades va más allá de los ecosistemas, la fauna y la flora. También se incluye el aspecto cultural, en todas partes del mundo los indígenas mantienen vivas sus tradiciones y sus más de 4 mil lenguas.

¿Cuántos pueblos indígenas viven en el planeta?

En todo el mundo existen aproximadamente 370 millones de personas indígenas que, están repartidas en más de 90 países. Asia, con china a la cabeza, es el continente con más indígenas del planeta, mientras que Europa es el que menos población aborigen tiene.

Según estadísticas:

Asia: 273 millones

África: 50 millones

América: 40 millones

Oceanía: 7 millones

Europa: 250 mil

Curiosidades de algunos pueblos indígenas

Todos los pueblos indígenas que hacen vida en este planeta tienen su atractivo y riqueza cultural. Sus vestidos llenos de colores, sus tradiciones milenarias y sus danzas entre otros elementos, los convierten en patrimonio material e inmaterial de la humanidad. A continuación vamos a repasar los aspectos curiosos de algunos pueblos y culturas indígenas:

Mayas

Los mayas se formaron como civilización aproximadamente en el año 2 mil antes de Cristo y tuvieron fuerte presencia en lo que se conocía como  Mesoamérica. En el transcurso de su historia, se crearon diferentes ciudades como El Mirador, Tikal, Uxmal, Caracol y Chichén Itzá.

Estaban ubicados en Centroamérica y su territorio incluía parte del sur de México, Guatemala, Belice y el norte de El Salvador. Los mayas son conocidos mayormente por sus pirámides, construidas para honrar a sus dioses.

Sin embargo, entre otras tantas curiosidades de esta cultura, destaca el haber inventado lo que hoy se conoce como chicle. Este proceso se dio a través de la recolección de la savia del chicozapote, uno de los árboles más abundantes de la zona. Además, hacían incisiones en zig-zag sobre su corteza para que ésta fluyera hacia los recipientes colocados en la base del árbol. Gracias a todo este proceso, se obtuvo una goma masticable que usaban para limpiarse los dientes y la boca o para inhibir el hambre en los rituales de ayuno. Los mayas, llamaron a esta goma “sicte”, que significa sangre o fluido vital y con ella comerciaron con otros pueblos mesoamericanos.

Vale la pena mencionar que, los mayas nunca desaparecieron por completo. De hecho, todavía forman una porción considerable de la población en el área maya y mantienen sus creencias y tradiciones.

Yanomamis

Los yanomamis son uno de los pueblos indígenas más grandes de Suramérica, que viven en junglas y montañas entre el norte de Brasil y el sur de Venezuela. Además, son una de las civilizaciones más aisladas y más fascinantes del mundo.

Entre sus costumbres se encuentra la práctica del canibalismo como ritual sagrado. Esta práctica consiste en comer las cenizas de los huesos de sus parientes muertos. Además para cazar impregnan las puntas de sus flechas con un veneno de plantas selváticas que paraliza al animal.

Otro hecho sorprendente de los yanomamis es que las mujeres se adornan atravesando con un palo pequeño su tabique nasal y las comisuras de los labios.

Turkana

Ubicados en noreste de África, en Kenia, los turkana son pastores nómadas y uno de los pueblos indígenas más famosos del mundo. La esencia de su cultura es el ganado y siempre recorren largas distancias en busca de pastos y agua para sus animales.

Otro aspecto curioso de este pueblo es su vestimenta, siempre llena de colores y grandes collares que cubren todo su cuello.

Además, para los turkana está permitida la poligamia. Sin embargo, no todos los miembros de esta cultura aplican a esta práctica ya que implica una serie de condiciones que son costosas. Por ejemplo, para aplicar a la poligamia el hombre tiene que aportar un lote de más de 200 piezas de ganado, cantidad con la que muchos no cuentan hoy en día.

Así como los turkana, los mayas y los yanomamis, en todo el mundo existen pueblos indígenas con costumbres y tradiciones increíbles. Además, gracias a su experiencia en la preservación de los ecosistemas, los pueblos indígenas han aportado a la diversidad biológica y la seguridad alimentaria del planeta.

También te invitamos a leer nuestro post “12 de octubre y la resistencia indígena”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.