Simón Bolívar, El Libertador

Simón Bolívar, el Libertador

Spread the love

Impactos: 6

Simón Bolívar, es sin duda uno de los próceres más importantes de la historia independentista de América Latina. Tras lograr la independencia de Venezuela, Colombia, Panamá, Bolivia, Ecuador y Perú obtuvo el título de Libertador.

Fue un militar y político de la época pre-republicana que creó un ejército para liberar a varias a naciones de la corona española. Posteriormente se convirtió en fundador de la Gran Colombia y en una de las figuras más destacadas de la historia.

Natalicio del Libertador Simón Bolívar.

Su nombre completo es Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco. Nació en Caracas, Venezuela, el 24 de julio de 1783 y sus padres fueron Juan Vicente Bolívar y Ponte y doña María de la Concepción Palacios y Blanco, ambos criollos.

A los 9 años de edad, el niño Simón queda huérfano y la audiencia encargó su educación al maestro Simón Rodríguez. Este, se convertiría en uno de los mentores más influyentes de Bolívar para su gesta independentista.

En 1799, siendo un adolescente viaja a España para continuar sus estudios. En ese país, el joven simón conoce a María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza con quien se casa en 1802. Un año más tarde, María Teresa muere en Venezuela de fiebre amarilla, afectando de gran manera a Bolívar quien jura no volverse a casar. Posteriormente, regresa a España y visita varias ciudades europeas, siendo una de ellas París, donde simpatiza con las ideas de la Revolución Francesa.

En 1805, juró en Roma que no descansaría hasta liberar a su país de la dominación española y se convirtió en el principal dirigente de la guerra por la independencia. Además, a través de sus escritos y discurso sembró sus ideologías libertarias a sus seguidores.

A partir de ese momento, junto a Francisco de Miranda y otros próceres Bolívar comienza a planificar estrategias para hacer frente al imperio español. En 1810, se unió a la revolución independentista en Venezuela, cuyo fracaso lo obligó a abandonar el país en 1812. Un año más tarde, comenzó otra expedición militar, bautizada como la Campaña Admirable. Sin embargo, fue en 1821 cuando logró derrotar a los españoles y lograr la independencia de Venezuela.

La batalla de Carabobo y la Gran Colombia

El 24 de junio de 1821, se realizó la histórica batalla de Carabobo, cerca de la ciudad de Valencia. Fue entonces, cuando el ejército republicano comandado por Simón Bolívar se enfrentó a las tropas realistas, logrando vencer y liberar a Venezuela del dominio español.

Dos años antes, ya se había realizado la batalla de Boyacá que consolidó la independencia de Nueva Granada, es decir, la actual Colombia. Del mismo modo, en 1822 se lleva a cabo la batalla de Pichincha comandada por el general Antonio José de Sucre que consolida la libertad de Ecuador. Años más tarde, se lograría la independencia de Perú y Bolivia.

Para ese entonces, ya existía la Gran Colombia, país fundado por Bolívar en diciembre de 1819 que era conformado por Colombia, Panamá, Venezuela y Ecuador. Sin embargo, años más tarde el sueño del Libertador de una sola nación unida llegó a su fin con la disolución de la Gran Colombia.

La libertadora del Libertador

Según suele afirmarse, Simón Bolívar tuvo muchas amantes. Pero la que más destaca en la historia, es la quiteña Manuelita Sáenz, considerada la libertadora del libertador. Ambos fueron conquistados por la pasión de un amor clandestino.

Además, compartían los mismos ideales libertadores, lo que los llevó a ser más que amantes, pues también eran cómplices y socios. Manuelita le servía de informadora a Simón, salvándolo en más de una ocasión de un atentado.

Aunque Manuelita estaba casada con un inglés, no cabe duda que su verdadero amor era Bolívar en cuerpo y alma. Y en numerosas ocasiones le recalcó al Libertador que él, era el único dueño de su corazón.

Fallecimiento de Simón Bolívar

El 17 de diciembre de 1830, a sus 47 años fallece el Libertador Simón Bolívar en Santa Marta, Colombia. Sus restos, permanecieron en la Catedral Basílica de Santa Marta hasta diciembre de 1842, cuando fueron trasladados a Venezuela.