Carlos Cruz-Diez

Carlos Cruz-Diez

Spread the love

El sábado 27 de Julio de 2019 falleció Carlos Cruz-Diez.  Sucedió en París, Francia, ciudad que escogió para vivir desde 1960.

Cruz-Diez representa sin duda una de las figuras representativas de los venezolanos exitosos en el mundo. No se pretende resaltar aquí únicamente la fama y éxito que merecidamente obtuvo. Tiene más que ver con la reflexión en torno a un momento en el tiempo, en el que se conjugaron varios factores para que su obra hoy esté y estará presente en la realidad venezolana, latinoamericana y mundial.

Tres venezolanos mundialmente reconocidos

Al igual que Jesús Soto y Alejandro Otero, Carlos Cruz-Diez es considerado uno de los máximos representante del arte cinético y OpArt en el mundo. Dada la dinámica socio-política mundial esto es algo bastante significativo.

En otras palabras, en el vasto mundo de las bellas artes, cuyo centro está en las ciudades más cosmopolita como París, Nueva York, etc., tres venezolanos figuran como los máximos exponentes del cinetismo. Un arte que por allá en los años de la década del 1960-70 fue considerado como la máxima revolución de la creación artística en el siglo XX. Ese siglo que aún gravita sobre nuestra realidad actual, 19 años después de haber culminado.

Su arraigo con Venezuela

Para aquellos pocos que no lo sepan, esos tres venezolanos y otros que no menciono en esta oportunidad, establecieron en su país natal respectivos museos en los que se pueden apreciar sus obras, detalles de su vida y desarrollo.

El museo de Arte Moderno Jesús Soto está en Ciudad Bolívar, ciudad natal del artista. https://www.venezuelatuya.com/guayana/soto.htm ; el de Alejandro Otero está en Caracas, parroquia Coche, sector La Rinconada/iamvenezuela.com/2015/01/museo-alejandro-otero-2/ ; y el Museo de la Estampa y del Diseño Carlos Cruz Diez está  Caracas, ciudad natal del artista, en la parroquia San Agustín, municipio Libertador. https://www.facebook.com/MEDIcarloscruzdiez/

El museo mundial

Ahora bien, más que un museo en su país natal las obras de estos artistas adornan espacios de diferentes ciudades del mundo que sabiamente apreciaron la irrupción del arte cinético en la sociedad moderna. Haciendo que estos tres venezolanos sean embajadores eternos de la amalgama cultural propia de Venezuela, expresada también en la modernidad y desarrollo socio-cultural de la humanidad. Algo así como una especie de obra artística venezolana en el museo mundial de las sociedades. Como para agregar la frase que le escuché a Simón Díaz: “¡Caracha negro!”.

Precisamente las obras Carlos Cruz-Diez son unas de las más difundidas. Que en paz descanse. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.