Islas Galapagos

El increíble archipiélago de las islas Galápagos

Spread the love

Las islas Galápagos, ubicadas en el océano Pacífico, conforman uno de los archipiélagos más impresionantes del mundo. Con 19 islas y más de 100 islotes situados a unos mil kilómetros de la costa ecuatoriana, Galápagos es una de las 24 provincias de Ecuador.

Se trata de la segunda reserva marina más grande del planeta, que por su extraordinario ecosistema fueron  declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978.

Los 3 cantones de la provincia de Galápagos llevan los nombres de sus islas más pobladas que son: San Cristóbal, Santa Cruz e Isabela.

Vale la pena mencionar que, las islas Galápagos fueron anexadas a Ecuador el 12 de febrero de 1832, bajo la presidencia del prócer venezolano Juan José Flores.

Origen y descubrimiento de las islas Galápagos

Según suele afirmarse, el archipiélago de las islas Galápagos se originó por movimientos tectónicos hace más de 5 millones de años. Las islas del lado este son las más antiguas y las del lado oeste se formaron más recientemente. De hecho, muchas islas del oeste todavía están en proceso de formación con sus erupciones volcánicas.

En cuanto al descubrimiento de las Galápagos, existen varias teorías. Entre tantas, hay una que asegura que las islas fueron descubiertas por los incas antes de los españoles. Sin embargo, no hay indicios de ningún tipo que sustenten esta teoría.

Por lo tanto, lo que se tiene como descubrimiento oficial, es la llegada a las islas de Tomás de Berlanga, obispo de Panamá, en 1535. El rey Carlos V le ordenó viajar a Perú para que hiciera un reporte sobre las condiciones de ese territorio. Berlanga empezó su viaje hacia Perú, pero las fuertes corrientes oceánicas lo arrastraron hasta las islas Galápagos. En ese momento, el obispo, consideró las islas como un lugar feo, árido e infértil. Sin embargo, había una gran población de tortugas, iguanas, aves y focas.

La fiebre de la caza de ballenas

En el siglo XIX, tanto la piratería como el dominio español en Latinoamérica empezaron a disminuir. Por otro lado, la Revolución Industrial cambió la demanda de oro por la demanda de aceite de ballenas. Por supuesto, esto hizo que la caza de ballenas se convirtiera en el negocio del siglo en las islas Galápagos. Buques ingleses y americanos comenzaron a explorar las islas para  cazar ballenas.

De hecho, las Galápagos fueron una de las principales estaciones balleneras del mundo. Como era de esperarse, el rentable negocio provocó pérdidas lamentables en la población de ballenas y también en los leones marinos. Además, se suele afirmar que, el número de tortugas disminuyó.

Darwin: el famoso visitante de las islas Galápagos

Sin duda, uno de los visitantes más reconocidos de las islas Galápagos fue el explorador británico Charles Darwin, quien visitó las islas por primera vez en 1835. Darwin se aventuró a realizar una expedición que duró 5 años en una embarcación llamada el Beagle. Visitó Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Perú, las Islas Galápagos, Tahití, Nueva Zelanda, Australia y otros países e islas en tránsito.

Esta experiencia fue el inicio para que Darwin concibiera una nueva teoría sobre el origen y evolución de las diferentes formas de vida en la Tierra.

Especialmente, su paso por las Galápagos lo dejó asombrado por la cantidad de nuevas especies que conoció. En cada una de las islas que componen el archipiélago de Galápago existía un tipo específico de cada animal.

Las observaciones de Darwin en las islas, fueron la base para publicar 20 años más tarde, su libro “El Origen de las Especies por Selección Natural”. Gracias a este explorador británico y a otros investigadores, las islas Galápagos fueron conocidas por todo el mundo, pero especialmente por el mundo científico.

El atractivo geopolítico de las islas Galápagos

Vale la pena destacar que, en el siglo XX, países europeos y norteamericanos fijaron la vista en las islas Galápagos. Su interés era comprar o rentar algunas partes de las islas para vigilar desde allí el océano Pacífico durante conflictos y guerras. De hecho, debido a su ubicación geográfica, las islas Galápagos fueron usadas como base militar de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Turismo en las islas Galápagos

En la actualidad, las islas Galápagos reciben aproximadamente unos 70 mil turistas al año. Prácticamente, se trata de un museo viviente conformado por un ecosistema extraordinario, que por supuesto merece ser tratado con mucho cuidado y respeto. Se suele afirmar que, pequeños cambios pueden causar una gran alteración en el ecosistema. Por tal motivo, los turistas tienen que pagar un tributo de entrada (entre $3-$100) cuando llegan a las islas.

De todas las islas del archipiélago, 4 son las habitadas y las más visitadas. Se trata de Santa Cruz, San Cristóbal, Isabela y Floreana. En estas islas se puede observar la variada flora y fauna de Galápagos, visitar lugares turísticos y también hacer excursiones a islas no habitadas.

Santa Cruz

Puerto Ayora, capital de la isla de Santa Cruz, es la ciudad más grande de Galápagos y una de las más visitadas por los turistas. En Puerto Ayora se encuentra la Estación científica Charles Darwin que por supuesto es uno de los mayores atractivos turísticos.

Otros lugares turísticos en Santa Cruz que se pueden visitar sin guía son Las Grietas, Los Gemelos y la Bahía Tortuga. Vale la pena mencionar que, Puerto Ayora, se considera un punto de salida principal para visitar otras islas cercanas como Pinzón, Santa Fe, Floreana, Seymour Norte y Bartolomé.

San Cristóbal

Otra de las islas que más llaman la atención de los turistas es San Cristóbal, donde se encuentra Puerto Baquerizo Moreno, capital de Galápagos. Se trata de la segunda ciudad más poblada del archipiélago después de Puerto Ayora.

En San Cristóbal, se pueden visitar lugares impresionantes como la Laguna El Junco, la Galapaguera y la Lobería (colonia de lobos marinos). Además, se puede subir el Cerro Tijeretas, visitar la Estación Biológica San Cristóbal y admirar el Kickers Rock, una formación rocosa conocida como el león dormido.

Isabela

Isabela por su parte, es la isla más grande del archipiélago y al igual que las islas anteriores ofrece un montón de opciones turísticas a sus visitantes. El Muro de las Lágrimas, la Laguna Flamingo, Tagus Cove, Bahía Urbina, Punta Vicente Roca y Tintoreras, son algunos de los sitios más consurridos.

Su capital es Puerto Villamil y desde allí se puede tomar un bote para recorrer los túneles de Isabela. En esta zona, los turistas pueden sumergirse en el mar y ver los túneles de lava debajo del agua. Una corta caminata permitirá la observación de las formaciones volcánicas y de las aves del lugar.

Floreana

Floreana es otra de las islas más visitadas de Galápagos, la cual lleva su nombre en honor al primer presidente de Ecuador, Juan José Flores. Entre sus lugares turísticos más atractivos destacan el Cerro Asilo de la Paz, Bahía de Correos (barril de correo), Corona del Diablo, Cormorant Point e Islote Campeón.

Puerto Velasco Ibarra es la ciudad principal de esta isla, la cual durante muchos años fue refugio de piratas. En la parte norte de la isla, se ubica un barril usado como buzón de correo, una costumbre usada por marineros en siglos pasados, de ahí que a esta zona se le conozca como Bahía de Correos.

También te invitamos a leer nuestro post “Isla de Pascua, el ombligo del mundo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.