Los océanos: el principal pulmón del planeta

Spread the love

Los océanos, albergan la mayor parte de la biodiversidad del planeta y generan gran parte del oxígeno que respiramos. Por lo tanto, los océanos –merecidamente- se consideran el principal pulmón del mundo. Algo para nada extraño, considerando que se trata de grandes extensiones de agua salada que ocupan buena parte de la superficie terrestre.

Para nadie es un secreto que, en las profundidades de los mares conviven una gran diversidad de ecosistemas marinos con miles de especies animales y vegetales. Por supuesto, estas especies son esenciales para que exista un equilibrio ecológico, que garantice la vida en el planeta.

Precisamente para reconocer la importancia de los océanos, se celebra el 8 de junio de cada año, el Día Mundial de los Océanos, fecha establecida por la ONU.

Los océanos y el equilibrio del planeta

El ciclo natural de la vida, depende mucho de nuestra Madre Tierra y los océanos juegan un papel importante en este equilibrio. De hecho, los océanos son la principal fuente de vida de todo lo que existe y se mueve sobre la Tierra.

Sin embargo, es evidente que a lo largo de los años, la misma humanidad ha causado daños graves a los mares y océanos. Debido al descuido y al uso indebido que le damos a nuestros mares, cada año son miles las especies de plantas y animales que se extinguen. La gran cantidad de desperdicios y agentes contaminantes que son depositados en las aguas del mar ocasionan la muerte de varios ecosistemas marinos.

El gran pulmón del planeta

Como habíamos mencionado anteriormente, los océanos son el principal pulmón del planeta, ya que nos brindan la gran mayoría del oxígeno que respiramos. Además, hay que destacar que, en el ciclo natural de los ecosistemas marinos se da un proceso de filtración y purificación del aire.

Generar la mayor cantidad de oxígeno del planeta, es razón suficiente para concienciar la importancia de nuestro océanos.  Pero otra de las bondades que ofrecen estas grandes cantidades de agua salada, es el suministro de alimentos para los seres humanos.

Por otra parte, los océanos mantienen un equilibrio ambiental y de ellos se extraen recursos energéticos como el gas o el petróleo, así como, metales preciosos.

El cambio climático y su impacto en los océanos

Aunque los océanos cumplen la función de contribuir al equilibrio climático, en la actualidad, la quema de los combustibles fósiles ha impactado de forma negativa en todo el planeta. De ahí, que se haya generado un aumento descontrolado de las temperaturas y un gran desequilibrio del clima en todo el mundo.

Ya hemos visto como estos cambios abruptos y continuos representan una seria amenaza para toda la humanidad. Incendios forestales, fuertes aguaceros e inundaciones, son tan solo algunas de las consecuencias que ha generado el cambio climático. Además, científicos han observado un incremento en el nivel del mar debido a los gases del efecto invernadero.

El derretimiento de los glaciares en los polos terrestres y un descenso importante en la salinidad de los océanos, representa otra de las consecuencias del cambio climático, lo cual traerá como resultado, desastres más devastadores de los que ya han ocurrido por todo el planeta.

Indudablemente, preservar nuestros océanos y así preservar la vida depende de todos. Sin embargo, aunque sea lamentable, debido a la inconciencia colectiva, se estima que para el 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

También te invitamos a leer nuestro post “Las impresionantes Líneas de Nazca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.