Producción musical 2

Spread the love

Al igual que el anterior (Producción musical), este post, producción musical 2, forma parte de la serie Cómo iniciar una carrera musical y no morir en el intento 1 que publicamos al lanzar la página. En este vamos a complementar un poco lo que expusimos en el anterior.

De entrada quisiéramos fortalecer la afirmación que se puede producir una canción solo con guitarra y voz.

Tal como apuntamos, sin duda es necesario que se cuente con el acompañamiento de un buen guitarrista y es un extra si quien canta tiene conocimientos de música y ha recibido instrucción en interpretación vocal. Ahora bien, puede que alguien tenga dudas, sobre todo si se es nuevo en el terreno de lo que hemos argumentado. Como muestra anexo estos links de grabaciones con solo guitarra y voz.

Es necesario tomar en consideración la diferencia en la calidad de los ejecutantes de la guitarra y los vocalistas, pero es claro que es un hecho. Habiendo aclarado este asunto pasamos al aspecto relacionado con el estudio de grabación.

El estudio de grabación

Retomamos texto del post anterior  ¿Cómo va nuestro proyecto de realizar la producción musical de una canción, prácticamente desde cero?

Supongamos que se han dado estas condiciones:

  • No sabemos música, pero nos ayuda en el acompañamiento un familiar o amigo que sí y toca bien la guitarra.
  • Cantamos afinados, ajustado a los acordes y seguimos el ritmo, sin haber recibido instrucción.
  • Hemos estado ensayando, cumpliendo los tiempos de cada etapa y suena bonito, por lo menos agradable.

Por ahora vamos bien. Entonces ¿Qué es lo próximo? El estudio de grabación.

Alguien que comienza, cuya experiencia es realmente escasa en la industria de la música, tiene, o se le recomienda entender, que su comienzo debe ser modesto. No importa si es un diamante en bruto que luego conseguirá un tallador que lo o la convertirá en una joya. Es necesario comenzar modestamente.

En primer lugar porque hay que invertir un dinero, lo cual se ha estado mencionando desde el primer post de esta serie.

Si se pretende comenzar gastando el presupuesto sin control, la producción terminará siendo muy costosa. Algo que no será bueno para nuestro bolsillo, si nos estamos financiando nosotros mismos. Igualmente si nos está financiando alguien más, no tardará en retirarnos el apoyo al ver como se desvanece su dinero en lo que, al comienzo, es el sueño de otro. Incluso si se trata de un familiar que nos quiere mucho, si no llegara a funcionar, lo verá como un capricho caro de un niño o niña inmaduro que tuvo que costear. Eso no nos va a gustar. Así que seamos modestos en nuestra primera producción.

Esto nos conduce a escoger para nuestra primera grabación un home estudio. Aquí resaltamos realmente una de las bondades que nos han traído las TIC (Tecnología de la información y la comunicación). 

En los años 90 no había otra opción que grabar en lo que se conoce como un estudio de grabación profesional. Todavía son la mejor opción, pero son costosos. Son los indicados cuando ya se tiene cierto nivel profesional. Para entonces se ha entrado de una forma u otra en la amplia industria de la música y ha financiamiento para justificar la inversión. Igual hay que administrar los recursos, pero como mencionamos es otro nivel.

Así que, es el momento de aceptar con cariño las bondades que nos brinda el pequeño home estudio seleccionado. Sin duda es mejor seleccionar alguno cuyo dueño tenga conocimiento y cierta experiencia en lo que hace.

En particular con relación a las etapas de  grabación, edición, mezcla y masterización. Puede que las ejecute el propio dueño o dispone de un segundo que lo hace. Lo que es importante resaltar, para quien no sabe nada o muy poco del tema, es que el conocimiento técnico de quien estará sentado en la consola de audio es muy importante.

El talento y el técnico de grabación.

El músico o también podemos decir el talento no tiene que ser un experto en esto. En otras palabras, no tiene por qué saber de equipos de grabación, técnicas para hacerlo, etc. Lo que si tiene que entender es la dinámica que debe darse entre el técnico y el talento que graba.

Entrevístese previamente y haga las preguntas relacionadas con la preferencia en la dinámica de trabajo que mejor ajuste, el estilo que se persigue y  tome nota de la experiencia por los trabajos realizados. Todo técnico de grabación no pasará por  alto el mostrarnos sus trabajos realizados. Ese es su mayor gancho. Allí también podremos averiguar si es versátil en cuanto a los estilos en los que destaca. Hay técnicos y estudios que toman preferencia por un estilo musical, lo cual no quiere decir que no puedan grabar otro. Solo que se sienten más a gusto grabando uno en particular.

Finalmente no podemos olvidar el costo por el servicio. Si se tiene la opción de poder escoger entre varios home estudios, mejor.

Una vez escogido el home estudio, se debe trabajar para que la confianza y la dinámica de trabajo fluyan de la mejor manera posible. El talento se ocupa de hacer bien su interpretación y el técnico de comenzar por hacer una grabación adecuada.

Posteriormente vendrán las siguientes etapas mencionadas. Se debe evitar en todo momento, el creer que se sabe más que el técnico y pretender decirle como hacer su trabajo. Ese es uno de los peores errores que se pueden cometer y por lo general comenten los que comienzan. Olvide eso.

Hay casos en que el técnico no es la octava maravilla, pero no se debe olvidar que se trata de nuestra primera producción.

Por lo general, dada la cantidad de información a la que se obtiene acceso actualmente, más la formación y experiencia que llega a acumular un técnico de grabación, se puede lograr un buen trabajo final.

En ocasiones hay técnicos de modestos home estudios que tienen muy valiosas herramientas aprendidas, las cuales suelen aportárselas a aquellos que se han ganado su respeto, aprecio y cariño. De allí la importancia de trabajar en abonar, la confianza y darle el respeto que se merece por su labor. Toda vez que va aportar a la producción un conocimiento que la enriquecerá, en una etapa en la cual el talento no tiene la menor idea de cómo hacerlo. Mucho más si apenas está debutando.

Hasta aquí este post. En el próximo abordaremos lo relacionado a una producción que involucra a más personas, como un arreglista u otros músicos. Por ahora agradecemos la atención y te invitamos a leer las otras informaciones que hemos publicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.