Virgen de Coromoto

Aparición de la Virgen de Coromoto

Spread the love

La Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela es una de las advocaciones marianas más veneradas por los venezolanos. Cuenta la historia, que esta virgen se le apareció un 8 de septiembre, a un cacique en las selvas del estado Portuguesa, en los tiempos de la colonización española.

Según suele afirmarse, la Virgen de Coromoto, junto a la virgen de Guadalupe, son los únicos casos de apariciones de la Virgen María en toda América. Desde su aparición, a la Virgen de Coromoto se le atribuyen varios favores y milagros.

En Guanare, Estado Portuguesa, Venezuela, se encuentra el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, un templo de 3 altares donde los creyentes venezolanos veneran a su patrona. En el templo se encuentra la reliquia de la Virgen, es decir, una estampita en la cual se materializó la Virgen luego de su aparición.

El 7 de octubre de 1944, la Virgen de Coromoto fue declarada Patrona de Venezuela por el papa Pío XII y el 11 de septiembre de 1952 se realizó su coronación canónica.

 

 

Historia de la aparición

No es secreto para nadie que, luego que los españoles colonizaron América impusieron la religión católica a las civilizaciones originarias que habitaban estas tierras. Sin embargo, es normal que los indígenas, en su gran mayoría, se hayan resistido a abandonar su sistema de creencias ancestrales.

Tal era el caso de la comunidad indígena Cospes, quienes huyeron a la selva de lo que hoy se conoce como Guanare para evitar ser evangelizados. Dicha comunidad era liderada por el Cacique Coromoto, quien se negaba rotundamente a la religión impuesta por los españoles.

Según se comenta, el propio Cacique Coromoto presenció a orillas de un riachuelo, la aparición de una mujer hermosa con un niño en sus brazos. Se trataba de la Virgen María, quien se acercó al Cacique Coromoto y a los demás indígenas. La Virgen le habló al cacique en lengua indígena y le pidió bautizar a su tribu.

En aquel momento, el cacique se negó a ser bautizado y a bautizar a su gente bajo la religión católica. Para Coromoto, todo se trataba de una trampa por parte de los españoles para acabar con sus creencias.

 

Goboo Nav 728X90

 

Segunda aparición de la Virgen de Coromoto

El 8 de septiembre de 1652, la Virgen se le apareció nuevamente al Cacique Coromoto, mientras este se encontraba en una choza con su mujer. Coromoto no tenía duda que se trataba de la misma mujer que había aparecido en el río con una luz brillante a su alrededor.

Intentó ahuyentarla pero fue imposible. Furioso, el cacique trató de tomar a aquella mujer por los brazos para expulsarla de su choza, mientras esta lo sostuvo de forma amorosa en sus brazos.

En otro intento por expulsar a la virgen, esta se desvaneció en cuestión de segundos y se convirtió en una estampita. Coromoto, se quedó sin palabras en aquel momento de asombro.

Pasado un tiempo, el cacique fue mordido por una serpiente venenosa, por lo que fue llevado al pueblo para que lo curaran. Se suele afirmar que, Coromoto pensó que estaba a punto de morir tras la mordida y solicitó ser bautizado bajo la fe católica. Sin embargo, el cacique se recuperó del ataque de la serpiente y vivió unos cuantos años más hasta fallecer por causas naturales.

Vale la pena mencionar que, la estampita en la que se materializó la virgen luego de su aparición, se considera una reliquia que puede ser apreciada y venerada en el Santuario de la Virgen de Coromoto en Guanare, Venezuela.

También te invitamos a leer nuestro post “La Divina Pastora y su multitudinaria procesión”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.