Pablo Milanés

El legado musical de Pablo Milanés

Spread the love

El destacado maestro cubano, Pablo Milanés, fue uno de los fundadores de la nueva trova cubana junto con otros grandes de la música como Silvio Rodríguez y Noel Nicola, entre otros. De hecho, Pablo Milanés, se considera una de las voces más internacionales de la nueva trova, movimiento musical relacionado con la revolución cubana.

Vale la pena destacar que, la nueva trova cubana, considerada canción de protesta, es un movimiento musical, artístico e ideológico que surgió entre mediados y finales de los 60. Por esa época, un grupo de trovadores de Cuba, entre ellos Pablo Milanés, comenzaron a combinar la tradicional trova con textos poéticos y contenido político. Se trataba, según se suele afirmar, de la necesidad de expresar pensamientos y emociones.

Además, Milanés, quien inmortalizó temas como “Yolanda”, fue uno de los mayores exponentes de la música protesta latinoamericana. Tras su lamentable partida física, su figura se mantiene como referencia ineludible del cancionero latinoamericano.

 

 

¿Quién fue Pablo Milanés?

Nació el 24 de febrero de 1943, en Bayamo Cuba y estudió música en el conservatorio municipal de La Habana. Desde muy joven sintió la necesidad de cantarle al amor con mensajes de críticas ante las injusticias sociales.

Además, perteneció a la generación de trovadores que mezclaron la trova con otros géneros de música como el jazz. Por supuesto, esta combinación era innovadora para la época. Sin embargo, en un principio, para la crítica, Pablo Milanés y sus colegas fueron artistas que se salieron de la cultura oficial.

Esta calificación existió hasta finales de los 60, cuando participaron en el Festival de la Canción Protesta, que tuvo lugar en la reconocida institución cultural cubana Casa de las Américas. Luego de aquel evento, el nuevo movimiento musical que se estaba formando y del que Milanés era parte, empezó a llamar la atención de los cubanos y latinoamericanos.

Luego del festival, Pablo Milanés, fue conociendo a artistas de gran renombre en Latinoamérica, que también se dedicaban a la canción protesta. Violeta Parra, Daniel Viglietti, Chico Buarque, Vinicius de Moraes, Milton Nascimento y Víctor Jara, entre muchos otros, fueron músicos y cantautores que pasaron por la Casa de Las Américas y compartieron con Milanés.

En 1972, se organizó el Primer Encuentro de Jóvenes Trovadores y en ese mismo evento nació oficialmente el Movimiento de la Nueva Trova.

 

Goboo Nav 728X90

 

La trova y la nueva trova

Evidentemente, antes de hablar de la nueva trova, hay que hablar de la trova, un estilo de música que se originó de una derivación del danzón y de la contradanza cubana. Algunos expertos de la música, definen la trova como una composición poética con arreglo musical para ser cantada.

Según se suele afirmar, en el siglo XV existió la trova francesa que posteriormente se importó a las colonias de Francia en el caribe, especialmente en la isla la española. A raíz del movimiento de liberación de las colonias francesas, la trova llegó a Cuba donde se mezcló con el danzón y la contradanza.

Teniendo como base la trova cubana, surgió entre mediados y finales de los 60, la necesidad de una generación revolucionaria de expresar sus ideas. Nació entonces, la nueva trova cubana, que combinó la trova con el bolero y otros géneros musicales. Temas de amor, desamor, críticas a las injusticas sociales y contenido político, comenzaron a ser creados desde el sentimiento profundo de los trovadores jóvenes de la época.

Legado de Pablo Milanés

Entre sus canciones más conocidas destacan “Yolanda”, “Yo me quedo”, “Amo a esta isla”, “El breve espacio en que no estás” y “Cuánto gané, cuánto perdí”, entre otras.

Además de ser pieza clave del movimiento de la nueva trova cubana, Pabló Milanés, también compuso e interpretó música en otros estilos como el son cubano. De igual forma, su talento lo llevó a componer canciones para cine.

A sus 79 años, el intérprete de “Yolanda”, se despidió de este mundo, luego de perder la batalla contra un cáncer que se complicó en noviembre del 2022, mientras se encontraba hospitalizado en Madrid.

Sin embargo, su legado musical, que trascendió generaciones, sigue siendo referencia obligada del cancionero latinoamericano.

También te invitamos a leer nuestro post “Adalberto Álvarez: el caballero de son”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *