¡Feliz Día de los Reyes Magos!

Spread the love

El Día de los Reyes Magos se celebra el 6 de enero de cada año en distintos países de América Latina, Europa y otras partes del mundo.

Esta fiesta recuerda la adoración al Niño Jesús por parte de los Reyes Magos como reconocimiento del mundo cristiano de que Jesucristo es el rey y salvador de toda la humanidad.

Se trata de un día muy esperado y con significado especial pues los más pequeños de la casa  reciben regalos que les traen los reyes. Mientras que  las familias se reúnen a compartir la tradicional rosca de reyes que se prepara para degustar en esta celebración.

La Epifanía.

 En realidad el 6 de enero no se celebra el día de los Reyes Magos, lo que se celebra es la Epifanía, es decir, la manifestación de Jesús al mundo pagano. Esta manifestación se hace a través de la adoración de los Reyes Magos ante el Mesías.

Es un día totalmente cristiano católico y una de las celebraciones litúrgicas más antiguas. Su inicio se remonta en el siglo III en Oriente y luego es adoptada en Occidente durante el curso del siglo IV.

¿De dónde surgió esta tradición?

 El origen de todo comenzó en Belén luego del nacimiento del Niño Jesús el 25 de diciembre. De acuerdo a las antiguas escrituras, el Niño Dios fue visitado por tres viajeros  extranjeros, que la historia llama “Reyes Magos”. Sus nombres: Melchor, Gaspar y Baltazar.

Estos visitantes acudieron  desde Oriente guiados por una enorme estrella brillante, para rendirle honores y entregarle obsequios de una gran riqueza simbólica como oro, mirra e incienso. Estas simbolizan la divinidad y realeza de Jesucristo.

La profecía decía que al nacer el verdadero rey y salvador del mundo, aparecería una gran estrella que los llevaría hacia su encuentro con el Mesías.

Algo de Historia.

 Cuando al fin aparece la estrella, los reyes magos comienzan su viaje en busca del niño recién nacido.

En su recorrido llegan a Jerusalén donde son recibidos por el rey Herodes, el cual pide a los reyes que al encontrar al nuevo rey le informen para  también ir a adorarlo.

Sin embargo, los magos desconfían de Herodes, pasan poco tiempo en Jerusalén y siguen el camino guiados por la estrella hasta una pequeña aldea llamada “Belén”.

Al entrar a la aldea se enteran del nacimiento de un niño muy especial llamado Jesús quien junto a sus padres, José y María, descansan en un pequeño y humilde pesebre iluminado por la estrella que los guiaba.

Una vez frente al recién nacido, lo adoran y le brindan sus obsequios: Oro, Incienso y Mirra.

Los reyes magos tienen una visión, ésta les indica que no regresen con el rey Herodes pues su intención es eliminar al nuevo rey.

La historia relaciona a los reyes como hombres poderosos, nobles y sabios. Probablemente monarcas de naciones del Oriente al Mediterráneo, de gran cultura y espiritualidad. Que además  cultivan su conocimiento del hombre y de la naturaleza haciendo un especial esfuerzo por mantener un contacto con Dios.

Sin embargo, otros evangelios revelan que los magos tenían algún vínculo familiar y que llegaron con tres legiones de soldados: una de Babilonia, una de Persia y otra de Asia.

Nuevas interpretaciones a posteriori revelaron que los magos fueron originarios de Europa, Asia y África.

¿Qué representan el Oro, el Incienso y la Mirra?

El Oro representa la realeza del recién nacido. Considerado un metal precioso desde tiempos antiguos, se utiliza como dinero, joyas y es símbolo de reyes.

Melchor, rey de Arabia, llevó oro para proporcionar fondos a María y José, quienes tuvieron que huir con el deniño a Egipto a fin de escapar de Herodes. Este ordenó matar a todo niño menor de dos años.

El Incienso es un tipo de resina de goma que proviene de los árboles de África y Oriente medio del género Boswellia. Llegó a ser uno de los artículos de lujo más importantes del comercio en el Mediterráneo debido a su utilización. Servía como ingrediente en la preparación de perfumes, aceites para la unción y para quemarse durante los cultos religiosos y los rituales mágicos.

Baltazar, rey de Saga cerca de la actual Yemen, llevó incienso, representa el papel de Jesús como Sumo Sacerdote y su divinidad como Hijo de Dios.

La Mirra es una resina de goma y se trataba de un artículo comercial importante utilizado en la perfumería, la medicina, la quema de incienso y el embalsamamiento.

Gaspar, rey de Tarso en Turquía, llevó mirra, más valiosa que el oro y el incienso. Los teólogos consideran que la mirra significa la humanidad de Jesús y, debido a que se utiliza como medicina, su papel como el gran Médico.

2 Respuestas a “¡Feliz Día de los Reyes Magos!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.