Cantante Nino Bravo

Nino Bravo en el recuerdo

Spread the love

Te quiero te quiero, Noelia, Libre, Un beso y una flor. Son sólo algunos de los tantos éxitos musicales del español Luis Manuel Ferri Llopis o como mejor se le conoce Nino Bravo, cantante nacido el 3 de agosto de 1944, en Ayelo de Marferit, municipio perteneciente a la ciudad española de Valencia.

En EHPlustv.com, queremos destacar la breve pero muy exitosa trayectoria musical del gran Nino Bravo.

Inicios de Nino Bravo

Se cuenta que desde sus 4 años de edad, el pequeño Luis Manuel (Nino Bravo) ya tarareaba las canciones del intérprete español de opereta Luis Mariano, a quien admiraba mucho. Tiempo después comenzó a ser fan del cantante británico Tom Jones.

Para obtener un poco de dinero en sus años de adolescencia, Luis Manuel abandona sus estudios de bachillerato y se convierte en aprendiz en una joyería. Pero su interés por la música lejos de desaparecer comienza a hacerse más notorio.

Es entonces cuando se integra al Trío llamado  “Los Hispánicos”, junto a Salvador Aranda y Félix Sánchez en el cual estaría durante dos años. Luego formó parte de “Los Superson”, agrupación donde se empezó a dar a conocer agradando con su voz a la comunidad valenciana en fiestas locales.

En el año 1966, tuvo que hacer una pausa forzosa en el mundo de la música, ya que es llamado a prestar el servicio militar en la marina de Cartagena. En esta etapa  su vida estuvo a punto de hundirse moralmente y perder las ilusiones de ser el gran cantante que se había propuesto. Al regresar de la milicia, un tanto desanimado, Luis Manuel decide darse una nueva oportunidad con la música.

De Luis Manuel  a Nino Bravo

Una vez que Luis Manuel retoma las riendas de la música, era necesario buscar un nombre artístico. Su representante Vicente López comenzó a realizar varias combinaciones hasta llegar a la conclusión de que el artista tenía apariencia de bravucón pero a su vez contaba con un gran corazón. De ahí se le ocurrió bautizarlo como “Nino Bravo”.

Al joven Luis Manuel no le agradó al principio por considerar que lo de “Bravo” le sonaba a torero. Luego de pensarlo mejor le dice al representante: “Sabes, ya me va gustando el nombre. Seré Nino Bravo”.

Éxito en toda la comunidad hispana

El Teatro Principal de Valencia (España), fue el escenario donde Nino Bravo realizó su primera presentación oficial que lo llevaría hacia el camino del éxito. Era el 16 de de marzo de 1969, cuando Nino sorprendió con un repertorio de los éxitos del momento que incluía canciones de Tom Jones, Engelbert Humperdinck y John Rowles.

Tras aquella interpretación, las críticas fueron muy bien recibidas, estaba naciendo una voz nueva para el momento. Luego de aquel show consiguió un contrato por cinco años con el sello Fonogram, debutando con los temas “Como todos” y “Es el viento” del conocido compositor Manuel Alejandro.

Pero fue “Te quiero, te quiero”, la canción que llevó a Nino Bravo a conquistar el mundo hispano completo. El sencillo se convirtió en su primer número uno de ventas en España y una de las canciones más sonadas del momento en toda Sudamérica.

La mejor voz del Pop Hispano

Luego del éxito alcanzado en Latinoamérica, aparece el tema “Noelia”, convirtiéndose en la mejor voz pop del mundo hispano de principio de los 70. En el año 1972 trabaja con los compositores José Luis Armenteros y Pablo Herreros. Estos, le proporcionan dos de sus mayores éxitos, “Un beso y una flor” y “Libre”.

Y es precisamente el tema “Libre” que logra alcanzar lo más alto de las listas de éxitos. Nino aseguró en aquel momento que no tenía ninguna intención política al grabar esta canción, sin embargo algunos países latinoamericanos adoptaron el tema como uno de sus himnos.

Tragedia para el mundo de la música

Corría el mes de marzo de 1973, cuando el intérprete participó en festividades de su tierra valenciana. El evento se convirtió, sin que nadie lo supiera, en el escenario de la última actuación de Nino Bravo en su amada Valencia y en el mundo.

El 16 de abril de 1973, ocurre la tragedia, un fatal accidente acabó con la vida del cantante de 28 años cuando se dirigía a Madrid con su guitarrista, Pepe Juesas, y el Dúo Humo, formado por Fernando Romero y Miguel Ciaurriz, para producir el primer disco de este nuevo conjunto valenciano.

Los restos del cantante reposan en el cementerio general de Valencia, España. En Ayelo de Marferit, su ciudad natal, existe un museo en su honor que es una de las principales atracciones de la localidad. Allí viajan muchas de las personas que han escuchado sus inolvidables interpretaciones para conocer y compartir  las vivencias de este ídolo de la canción en nuestro idioma.

Aunque su trayectoria fue corta, Nino Bravo logró conquistar los primeros puestos de las listas, tanto españolas como hispanoamericanas y realizó numerosas giras por todo el mundo. Luego de tantos años de su desaparición física Nino Bravo se ha mantenido en el recuerdo de un amplio público del mundo hispano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.