Santiago de Chile

Chile, el intercontinental

Spread the love

Chile, territorio suramericano que por su forma es considerado un país largo y angosto, pero por supuesto es mucho más que eso. Limita con Perú, Bolivia y Argentina. Además, es un país intercontinental, que abarca parte de América, Oceanía y la Antártida.

El territorio continental chileno, comprende una franja en la costa occidental de Suramérica. Mientras que la parte insular, está conformada por un conjunto de islas de origen volcánico situadas en el océano Pacífico Sur. Por su parte, la denominada Tierra de O’Higgins, se localiza en una parte de la Antártida.

Pero además de ser un país de tres continentes, Chile, tiene muchas bondades para ofrecer a sus visitantes. Entre sus atractivos turísticos, se encuentran desiertos, playas y pueblos de pescadores, ciudades modernas y una naturaleza salvaje hermosa. Pero antes de deleitarnos con sus bellezas, repasemos un poco de la historia chilena.

Chile precolombino

Durante el periodo prehispánico, aparecieron las primeras culturas que habitaron el territorio Chileno, siendo una de las más antiguas la Chinchorro, cuya población ocupó el actual Antofagasta.  El pueblo Chinchorro,  se destacó por dejar las momias más antiguas del mundo. Se comenta que, esta cultura practicó la momificación 2 mil años antes que los egipcios.

Posteriormente, nuevos pueblos se asentaron en el interior del país, entre ellos los Aimaras, Atacameños, Mapuches, Changos, y Cuncos entre otros. Una de las culturas que más resaltaron de este lote, fueron los Aimaras, quienes habitaron el norte de Chile y estaban asociados con la cultura Tiahuanaco de Bolivia.

Sin embargo, la cultura prehispánica más influyente de Chile, es sin duda la Mapuche, que se mantiene en la actualidad como parte de la identidad nacional. Los Mapuches, ocuparon gran parte de los territorios del sur entre Chile y Argentina.

Pero como parte del periodo precolombino, también hay que mencionar la conquista del imperio incaico en el norte de Chile. Aproximadamente en el año 1480, el inca Tupac Yupanqui logró someter a los Aimaras y sus territorios fueron anexionados al Collasuyo, región del imperio incaico.

Chile colonial

En el año 1520, comenzó el descubrimiento y la invasión española en el territorio del actual Chile. Años más tardes, es derrotado el imperio incaico tras la captura y ejecución del inca Atahualpa y los españoles obtienen el control de gran parte de Suramérica.

En 1541, se funda Santiago de Chile, actual capital del país suramericano, que durante muchos años formó parte del virreinato del Perú. En los años siguientes, se fueron fundando otras ciudades chilenas y se impulsó  la inmigración de españoles a esta región del continente. Pero la expansión española fue fuertemente resistida por los Mapuches, quienes durante años saquearon las ciudades fundadas por los españoles, que por supuesto tomaban represalias contra los originarios. Cabe destacar que, los Mapuches fueron una de las pocas culturas originarias de América que se resistieron con fuerza a la invasión europea. Buscando otras alternativas a la guerra contra lo Mapuches, los españoles decidieron cristianizarlos a través de misiones Jesuitas.

Periodo de independencia chileno

Cómo era de esperarse, a medida que fueron pasando los años, el descontento general con la corona española se hizo cada vez más notable. Esto ocurrió tanto en Chile, como en el resto de las colonias americanas.

El 18 de septiembre de 1810, se formó la primera junta de gobierno de Chile, derrocando al último gobernador español, Francisco García Carrasco. A partir de ese momento, nació el periodo conocido como Patria Vieja con Mateo Toro Sambrano como primer presidente.

Pero en 1814, los españoles con sus tropas realistas recuperan el territorio chileno, conquista que duró hasta 1817. Ese mismo año, se llevó a cabo la batalla de Chacabuco, donde ejército patriota al mando del destacado prócer independentista Bernardo O’Higgins logró derrotar a los realistas. Para esta victoria, se contó con el apoyo del ejército de las provincias del Río de la Plata a cargo de José de San Martín. Comenzó entonces el periodo de Patria Nueva con el General O’Higgins como Director Supremo de un Chile Independiente. En 1823, O’Higgins renuncia a su cargo y finaliza el periodo de Patria Nueva.

Dictadura Pinochetista

Luego de años de guerras entre liberales y conservadores y conflictos territoriales con los países vecinos, en 1973 llega a la presidencia Salvador Allende. Sin embargo, ese mismo año Allende sufre un golpe de estado a cargo del General Augusto Pinochet. Aunque presuntamente, se dice que Allende se suicidó, muchas versiones refieren que en realidad fue asesinado.

Lo cierto es que, después de aquel golpe de estado comenzó el periodo de dictadura militar chilena, donde Pinochet gobernaría hasta 1990. Se suele afirmar que, durante este periodo se disolvió el congreso, se limitó la libertad de expresión y se cometieron constantes violaciones de los derechos humanos.

Finalmente en 1988, se realizó un referéndum donde el pueblo chileno le dijo NO a la permanencia del gobierno de Pinochet, con lo que se dio inicio a la transición a la democracia.

Santiago de Chile y Valparaíso

Santiago de Chile, la capital, es sin duda uno de los sitios obligados para visitar en el país suramericano. Su intercambio cultural y la amabilidad de su gente la convierten en una de las ciudades más visitadas del continente. Aquí, se pueden visitar bibliotecas, centros culturales, cafés y restaurantes donde además, se puede disfrutar de cerca la cultura chilena.

Pero otro de los atractivos chilenos, es la hermosa ciudad de Valparaíso, rodeada de coloridas casas que reflejan la alegría de sus habitantes. Para ver la ciudad desde otra perspectiva, se recomienda visita los famosos ascensores y funiculares de la ciudad, que ofrecen una vista de Valparaíso desde las alturas. Además, uno de los sitios más visitados de este lugar, es la casa del destacado poeta Pablo Neruda.

El desierto de Atacama

El desierto de Atacama, es considerado el más árido del mundo. Desde este lugar se pueden observar volcanes, géiseres expulsando chorros de agua caliente, así como, lagunas y una fauna única de esta zona.

Desierto de Atacama, Chile

Torres del Paine

Otro de los atractivos chilenos, es el parque natural conocido como Torres del Paine. El sitio idóneo para hacer senderismo mientras se disfruta de la hermosa naturaleza salvaje chilena.

La Patagonia Chilena

Al igual que Argentina, Chile, cuenta con una parte de la Patagonia. Sin duda, una opción para los aventureros que quieran disfrutar de estas tierras salvajes de inmensas llanuras y glaciares.

La Patagonia, Chile

Gastronomía de Chile

La comida Chilena es también una muy buena razón para visitar este país. Uno de sus platos típicos, es el Chumbeque, muy común al norte de Chile. Está elaborado a base de manteca, harina y mieles de frutas.

Chumbeque chileno

Por su parte el Chorisqueo, es una de las especialidades de Punta Arenas, una ciudad costera perteneciente a la Región de Magallanes. Se trata de un bocadillo pequeño relleno de chorizo y queso fundido.

Pero por supuesto, una de las comidas más emblemáticas de Chile, son las famosas empanadas de pino, que se encuentran en todo el país. Su preparación, está hecha a base de manteca rellena con trozos de carne, cebolla, comino y ají de color. Además, suelen ser acompañadas con medio huevo cocido, una aceituna entera y un par de pasas.

Recuerda compartir tu opinión sobre este artículo en nuestra sección de comentario. Además te invitamos a leer nuestro post “Mujeres latinoamericanas que hicieron historia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.