Mujer latinoamericana

Hábitos que rejuvenecen tu cuerpo

Spread the love

Los hábitos son patrones de conductas que pueden ser considerados buenos o malos, dependiendo del tipo de comportamiento. Por ejemplo, existen hábitos que aceleran el proceso de envejecimiento. Pero también existen otros hábitos que pueden hacerte sentir y verte más joven.

Seguramente conocemos muy bien nuestra edad cronológica. Sin embargo, cuando se habla de la edad biológica los resultados podrían ser diferentes. Para aquellos pocos que quizás no lo sepan, la edad cronológica es la que se mide de acuerdo a nuestra fecha de nacimiento. Mientras tanto, la edad biológica es la que mide la verdadera edad del cuerpo de acuerdo a las condiciones físicas del mismo, entre otros factores.

Según estudios, 2 personas que nacieron en la misma fecha y año, aunque tengan la misma edad cronológica, ambos podrían tener diferentes edades biológicas. Dependiendo el estilo de vida que lleven, una de estas personas pudiera parecer mayor o menor que la otra.

Así que si estas en tus 20 pero aparentas 30 o más, deberías revisar tus hábitos, tu cuerpo está envejeciendo mucho más rápido de lo normal. Sin embargo, no todo está perdido, existen ciertas actividades que pueden ayudar a nuestro cuerpo a rejuvenecer.

Hábitos que te harán sentir y verte más joven

Si bien es cierto que, el envejecimiento es algo natural de los seres vivos, también es cierto que, el estilo de vida influye en la manera en cómo envejecemos. A continuación te recomendamos algunas actividades que rejuvenecen:

Ejercitarse regularmente

Una vida sedentaria puede producir obesidad, deterioro de la piel y entre otras cosas un envejecimiento acelerado. Por el contrario, realizar alguna actividad física con frecuencia de 30 a 45 minutos puede ayudarnos a mantenernos saludables y jóvenes. Además, mantener el cuerpo activo garantiza un sistema inmune fortalecido.

Ejercitarse

Expertos recomiendan practicar un deporte, correr o hacer una rutina de ejercicios moderados o vigorosos por lo menos 3 veces por semana. Así que, unas cuantas flexiones (lagartijas) y algunas sentadillas estarían bien para comenzar. En pocas semanas tu cuerpo te lo agradecerá con una mejor forma física y te sentirás con más energía.

Alimentarse de forma sana

Además de ejercitar el cuerpo, la alimentación es fundamental para garantizar una vida más longeva y saludable. Por supuesto, es necesario evitar las grasas poco saludables y el azúcar, ya que alteran nuestro metabolismo.

Para sentirnos y vernos más jóvenes, los más recomendable es comer verduras, frutas, legumbres, pescado, carne de aves y frutos secos. También se recomienda reducir el azúcar, la carne roja y la sal lo más que se pueda. De igual forma, alimentos ricos en Omega 3 como el salmón, el atún y las sardinas ayudan a mantener un mejor estado de la piel y a evitar las arrugas.

Tener un sueño reparador

Luego de hacer ejercicios y comer sano, es importante tomar el descanso necesario para que nuestro cuerpo se recupere y rejuvenezca. Lo más recomendable es tener una sueño reparador de 6 a 8 horas continuas.

Para algunas personas, dormir es la actividad más placentera del mundo, sin embargo, a otras les cuesta quedarse dormido. Pero se debe tener en cuenta que, un sueño reparador es clave para tener un rostro fresco y recargar energías.

Decirle adiós al estrés

Definitivamente, hacer ejercicios, comer sano y tener un sueño reparador son actividades claves para rejuvenecer. Pero de nada sirve cumplir con estas 3 actividades si vivimos todo el tiempo estresados. El estrés es una de las principales causas del envejecimiento prematuro, la caída del cabello, las líneas de expresión y de muchas enfermedades.

Por el contrario, ser feliz ante cualquier circunstancia de la vida, puede ayudarnos a mantenernos saludables y jóvenes por mucho más tiempo. Los médicos recomiendan, alejarse de situaciones que causen estrés, aceptar las cosas como son y mirar siempre el lado positivo de las cosas. También es importante tener en cuenta que, realizar alguna actividad divertida con amigos y familiares nos ayuda a desconectarnos de la rutina diaria.

Estiramiento y posturas de Yoga

Para quienes llevan una vida muy estresada, estirar y practicar yoga les ayudaría a aliviar las tensiones del cuerpo y la mente. Además de garantizar mayor flexibilidad física, estirar rejuvenece el cuerpo quitándole años de encima.

De igual forma, combinar los estiramientos con las meditaciones del yoga genera una relajación no sólo física sino mental y espiritual. Por supuesto, existen diferentes formas de estirar, así como, diferentes tipos de yoga. Si eres nuevo en este campo, la recomendación es empezar con los estiramientos y posturas más fáciles. De esta manera, el cuerpo se irá adaptando y poco a poco podrás incrementar la dificultad.

Mantenerse hidratado

Tan importante como comer y dormir es mantenerse hidratado, algo fundamental para nuestro organismo. Por lo tanto, se recomienda beber entre 6 y 8 vasos de agua diarios, así como, ingerir alimentos con alto contenido en agua como el peino y la sandía.

El agua procura que las células de la piel rejuvenezcan más rápido, evitando la tirantez, la descamación y la sequedad. En otras palabras, tomar suficiente agua evita la aparición de arrugas en la piel. Además, una buena hidratación depura nuestro cuerpo de toxinas.

Tomar un poco de sol

Odiado por muchos y amado por otros, el sol siempre ha estado en el centro de debates sobre sí es bueno o malo tomarlo. Lo cierto es que, el sol es la fuente principal de vitamina D, la responsable de calcificar los huesos para mantenerlos fuertes y sanos. Además, tomar un poco de sol puede mejorar nuestra respuesta muscular, Incrementar nuestra respuesta inmunológica y disminuir el colesterol de la sangre.

Sin embargo, la exposición al sol debe ser moderada. Pasar mucho tiempo bajo esta estrella gigante, puede acelerar el envejecimiento y hacer que aparezcan líneas de expresión en el rostro. Por tal razón, se recomienda como hábito usar protector solar para protegernos de los rayos Ultravioletas.

Abandonar el alcohol y el cigarrillo

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas y de tabaco no sólo acelera el envejecimiento del cuerpo, sino que también podría acortar el tiempo de vida. Ingerir alcohol con mucha frecuencia, puede provocar un ritmo cardíaco anormal y una tensión alta, lo que aumenta el riesgo de sufrir infartos. También ocasiona severos daños a los riñones y al hígado. Por lo tanto, expertos recomiendan beber sólo 1 o 2 copas de vino al día o su equivalente en otras bebidas alcohólicas.

Por  otro lado, el consumo de tabaco, además de afectar los pulmones, produce radicales libres y un envejecimiento prematuro de la piel. Sin embargo, dejar de fumar puede hacer que la piel rejuvenezca y tenga una apariencia más hidratada.

Aprender cosas nuevas

Por último, entre las actividades que rejuvenecen se encuentra aprender cosas nuevas. Esto estimula nuestro cerebro, generando experiencias nuevas y placenteras. Además, científicos aseguran que, hacer cosas nuevas nos vuelve más aventureros y nos hace perder el miedo a lo desconocido.

Aprender

Por lo tanto, no está demás atreverse a aprender otro idioma, una disciplina deportiva, una nueva receta o cualquier otra cosa que se nos ocurra.

Vale la pena aclarar que, rejuvenecer nuestra mente y nuestro cuerpo es posible siempre y cuando hagamos un pequeño esfuerzo. Cambiar nuestros hábitos y estilo de vida hacia un modo saludable puede garantizarnos una longevidad sana.

También te invitamos a leer nuestro post “Dormir, su importancia y el día del sueño“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.