enfermedad celiaca

La enfermedad celíaca y una vida sin gluten

Spread the love

La enfermedad celíaca es una de las enfermedades poco conocidas del mundo. Probablemente su desconocimiento, se debe a que, según estadísticas, solo afecta al 1% de la población. Sin embargo, se suele afirmar que, el porcentaje de celiacos aumenta cada año a nivel mundial.

Para concienciar a la población sobre este padecimiento, el 5 de mayo de cada año, se celebra el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca. Se trata de una afección del sistema inmunitario que daña el intestino delgado de las personas que la padecen. Esta afección ocurre en personas que son intolerantes al gluten. Por lo tanto, la única solución para los celiacos es tener una vida libre de gluten.

Hoy en día, es posible que muchos de nosotros sepamos que el gluten es una proteína que se encuentra en el trigo. Además, está presente en otras semillas de cereales como el centeno, la cebada y algunas variedades de avena. Sin embargo, el gluten también se encuentre en vitaminas y suplementos. Esta proteína es la responsable de causar una inflamación intestinal en las personas celiacas. Debido a la inflamación, se produce dificultad en la absorción de ciertos nutrientes.

 

 

Síntomas de la enfermedad celíaca

Los síntomas son diferentes en cada persona. Sin embargo, los más comunes son: diarrea, distensión abdominal, fatiga y anemia. Vale la pena destacar que, algunas personas celiacas son asintomáticas, por lo que es más difícil hacer un diagnóstico.

Pero para las personas que ya han sido diagnosticadas con esta enfermedad, el tratamiento es muy sencillo y netamente alimentario. Se trata de una dieta libre de gluten.

Para diagnosticar la enfermedad es necesaria la realización de una biopsia intestinal. Dicha biopsia consiste en la extracción de una muestra de tejido del intestino delgado superior para ver si está o no dañado. Debido a que se trata de diagnosticar si el paciente es o no celiaco, es necesario que no se haya retirado el gluten de la dieta.

¿Qué puede comer una persona celiaca?

Tal vez algunas personas vean la celiaquía como algo grave –nada más alejado de la realidad-. Los celiacos tienen un montón de alternativas para alimentarse, inclusive de una manera deliciosa. Lo importante es que el gluten esté fuera de su alimentación.

Por lo tanto, una persona celiaca puede consumir huevos, carnes frescas, pescado y aves sin ningún inconveniente. Por supuesto, estos alimentos no deberían estar empanizados, rebozados ni marinados, ya que el gluten puede estar presente en este proceso. Además, pueden comer verduras, frutas frescas, legumbres y lácteos.

Por otro lado, quienes tienen la enfermedad celíaca, pueden ingerir cereales que no contengan gluten como el amaranto, alforfón, harina de maíz, quínoa, tapioca y arroz. Sin embargo, nunca está de más revisar la etiqueta de los productos que compramos en el supermercado, ya que en algunos casos, estos pueden contener gluten añadido.

En este sentido, se recomienda evitar los productos a granel y aquellos elaborados artesanalmente, debido a que no tienen información nutricional, ni de los ingredientes añadidos.

 

 

La importancia de evitar la contaminación cruzada

Otro dato súper importante que toda persona celiaca o con familiar celiaco debe tomar en cuenta, es que no solo de trata de consumir alimentos libre de gluten. También se debe evitar la contaminación cruzada.

Al hablar de contaminación cruzada, nos referimos al proceso por el cual los alimentos entran en contacto con sustancias ajenas, generalmente nocivas para la salud. En otras palabras, usar el mismo medio de cocción para un alimento con y sin gluten pudiera causar daños al intestino delgado una persona celiaca.

En este sentido, debe evitarse la utilización de aceite en el que se hayan freído alimentos rebozados con pan rallado o agua en la que se hayan hervido o calentado pastas a base de harina de trigo. Evidentemente, el gluten se encuentra presente en este proceso y puede perjudicar a alguien con enfermedad celíaca.

Vale la pena destacar que, la intolerancia al gluten es permanente, por lo que las personas celiacas la mantienen durante toda su vida. Sin embargo, una alimentación sin gluten es la solución para que los síntomas desaparezcan por completo y para tener una mucosa intestinal normal.

Procurar que nuestros amigos y familiares celiacos tengan una dieta acorde a su condición, sin discriminarlos por su intolerancia al gluten, también forma parte de la solución. Por lo tanto, si convives con alguien que padece esta enfermedad, no está de más colocarse en sus zapatos y apoyarlo para garantizar una vida más saludable.

También te invitamos a leer nuestro post “Ejercicios para quienes trabajan desde casa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.