Derechos de las mujeres

Las mujeres y sus derechos. (Lo que no podían hacer)

Spread the love

En el marco del Día Internacional de la Mujer que se celebra el 8 de marzo de cada año, vamos a repasar algunas cosas que las mujeres no podían hacer, hace unos cuantos años atrás.

Para nadie es un secreto que, las mujeres han sido parte esencial de la sociedad desde los tiempos más antiguos de la humanidad. Sin embargo, en un pasado no muy lejano, a las reinas del hogar no se les permitía hacer muchas cosas que en la actualidad forman parte de su día a día.

El empoderamiento femenino ha contribuido con grandes aportes en diversos ámbitos de la sociedad moderna. A su vez, este empoderamiento permite que las mujeres desarrollen al máximo sus capacidades. La mujer de hoy en día, puede cumplir con su rol de madre, esposa, administrar un hogar, una empresa, hacer yoga y todo lo que se proponga sin ningún inconveniente.

Usar pantalones

Por muy extraño que parezca, en un pasado reciente las mujeres tenían prohibido usar pantalones. De hecho, los pantalones se consideraban prendas de vestir exclusivas de los hombres. Mientras tanto, las féminas debían conformarse con usar una falda larga o un vestido que les cubriera casi todo, incluyendo los dedos de los pies de ser posible.

Las estadounidenses Elizabeth Smith Miller y Amelia Bloomer fueron 2 defensoras de los derechos de las mujeres, que en su época revolucionaron la moda femenina en occidente. Miller, creó un vestido que estaba compuesto por unos pantalones sueltos y recogidos en los tobillos. Estos pantalones, eran muy similares a los bombachos que ya usaban las mujeres de Oriente Medio y Asia Central. El pantalón iba acompañado por un vestido corto. A Bloomer le gustó la idea y comenzó a impulsar esa moda en su revista. Por tal motivo, la moda del bombacho se conoce como Bloomer.

Vale la pena mencionar que, en Francia, hasta el 2013 era ilegal que las mujeres usaran pantalones. Sin embargo, en los últimos años era una ley olvidada, ya que las mujeres llevaban años usando pantalones para ir a cualquier lugar, a excepción del Parlamento francés.

Usar zapatos deportivos

Otra de las cosas que hoy en día parecen insólitas es que las mujeres no podían comprar zapatos deportivo, debido a que este tipo de calzado sólo era diseñado para hombres.

Por muy loco que parezca, hace unos cuantos años atrás se creía que el cuerpo de las mujeres no estaba hecho para hacer ejercicio. Algunos hombres que se hacían llamar expertos, consideraban que el cuerpo femenino no estaba diseñado para soportar altas velocidades, y que el útero podía desprenderse con deportes de alto impacto. Por esta misma razón, a las mujeres no se les permitía montarse en tren.

Gracias a estas ideas raras, las fábricas sólo diseñaban zapatos deportivos para uso masculino. Fue en el año 1980, cuando una reconocida marca presentó por primera vez un diseño de zapatos deportivos para mujeres.

Practicar deportes de alto impacto

Tal como comentamos anteriormente, el motivo por el cual no se diseñaban zapatos deportivos para mujeres, era porque no se les permitía hacer ejercicios de alto impacto. Esto quiere decir que, las mujeres no podían jugar fútbol, correr maratones o practicar boxeo.

De hecho, en la Edad Media, no estaba bien visto que las mujeres hicieran actividades físicas, ya que se consideraba cosa de hombres. Sin embargo, algunas mujeres de clase alta, en algunos países, practicaban la hípica o la caza. Por el contrario, en China, durante esa misma época a las mujeres se les permitía jugar al cuju, una especie de fútbol primitivo.

Hoy en día, luego de tantas luchas por la igualdad de género y luego de romper prejuicios, es normal ver mujeres jugando futbol, corriendo maratones e inclusive haciendo atletismo.

Conducir vehículos

Otra cosa inimaginable en los años 20, era ver mujeres conduciendo un vehículo, por lo tanto no existían licencias para mujeres. Solo en algunos países se les permitía conducir con un hombre de copiloto. Además, en estos casos la mujer debía presentar una autorización paternal o marital para obtener un permiso para manejar.

Esta prohibición quedó en el pasado, por lo que es normal ver mujeres manejando vehículos tanto pequeños como grandes con gran facilidad. Sin embargo, en Arabia Saudita, hasta hace muy poco las mujeres tenían prohibido conducir.

Junio del 2018, fue una fecha histórica para las mujeres saudíes. Luego de una gran campaña por parte de activistas, se levantó la prohibición y hoy es legal que las mujeres manejen sus carros en Arabia Saudita.

Ejercer su derecho al voto

Probablemente, esta historia ya mucha gente la conoce, pero para aquellos pocos que quizás no lo sepan, hace poco más de 100 años las mujeres no podían votar. Fueron necesarias muchas huelgas callejeras femeninas alrededor del mundo para que las mujeres obtuvieran su derecho al sufragio así como otros privilegios con los cuales no contaban anteriormente.

De acuerdo con la historia, en 1893, Nueva Zelanda fue el primer país en permitir que las mujeres votaran. Posteriormente, le siguieron Australia, Finlandia, Noruega, Dinamarca y Rusia (País que da origen a la celebración del Día de la Mujer).

En América Latina, Uruguay se convirtió en el primer país donde las féminas pudieron votar. Esto ocurrió el 3 de julio de 1927, en un plebiscito local en la comunidad de Cerro Chato, en el centro del país. En 1929, Ecuador fue el primer país latinoamericano en consagrar en la ley el voto femenino. Sin embargo, solo podían ejercer ese derecho las mujeres alfabetizadas mayores de 21 años.

Conservar el trabajo si quedaban embarazadas

Como ya habíamos comentado anteriormente, hoy en día sabemos que las mujeres pueden hacer muchas cosas a la vez. Criar a sus hijos, trabajar, atender a sus esposos y hasta ir al gimnasio si lo desean. Inclusive, hoy en día la una mujer puede trabajar durante los primeros días del embarazo.

Sin embargo, hace unos cuantos años, la mentalidad era otra y si una mujer quedaba embarazada automáticamente era despedida.

Fue ya para finales de los años 70, cuando los países comenzaron a aprobar leyes que impedían que las empresas despidieran de su nómina a una mujer solo por convertirse en madre.

Usar tarjetas de crédito

En la actualidad, es normal que una mujer posea una tarjeta de crédito para disponer de ella a su antojo. Sin embargo, hasta hace poco más de medio siglo, que una mujer soltera tuviera una tarjeta de crédito era algo impensable. Los bancos, dictaban la manera cómo las mujeres podían gastar su dinero.

En algunos países, las mujeres casadas podían solicitar una tarjeta pero por la mitad del monto requerido y era necesario que fuera un hombre el que firmara la solicitud.

A mediados de los 70, las cosas fueron cambiando y los bancos comenzaron a aceptar solicitudes de tarjetas de créditos sin discriminación por motivos de raza, color, religión, nacionalidad, sexo o estado civil.

Estas son tan sólo algunas de las tantas cosas que las mujeres no podían hacer en un pasado reciente y que hoy forman parte de su vida cotidiana. Por su puesto, todavía queda mucho por hacer, pero no se puede negar el avance en cuanto al reconocimiento del rol de la mujer en la sociedad actual. Desde todo el equipo de Ehplustv.com, felicitamos a todas nuestras queridas lectoras en el mes de la mujer.

También te invitamos a leer nuestro post “Mujeres latinoamericanas que hicieron historia”.

2 Respuestas a “Las mujeres y sus derechos. (Lo que no podían hacer)”

  1. Excelente como siempre etplus me enteré de cosas qué desconocía y de otras qué tenía poco contenido de ellas sigan adelante Exitos

    1. Gracias Jackie por tu comentario. Nos alegra saber que nuestro contenido nutre y complementa el conocimiento de nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.