Diablos de Yare

Los Diablos Danzantes del Corpus Christi

Spread the love

Los Diablos Danzantes del Corpus Christi es una tradición religiosa tan venezolana como la arepa, que data de los tiempos de la colonia. Varios hombres conocidos como promeseros (pagadores de promesa) vestidos de rojo y con máscaras gigantes de aspecto demoniaco, van bailando por las calles al ritmo de tambores. Al llegar a las puertas de la iglesia, los diablos danzantes se arrodillan ante el Santísimo Sacramento, simulando como el mal siempre sucumbe ante el bien y el poder de Dios.

Esta festividad es una procesión religiosa que rinde culto al Cuerpo de Cristo, de ahí el nombre de “Corpus Christi”. En la danza, los diablos representan a las fuerzas del mal, que intentan doblegar al bien mientras bailan al ritmo del repique de los tambores, pero finalmente estos se rinden ante el altar. En otras palabras, esta festividad es una representación cultural y religiosa de la lucha del bien contra el mal.

 

 

Origen de los Diablos Danzantes del Corpus Christi

Como ya habíamos mencionado, el origen de esta tradición se remonta a los tiempos de la colonia, ya que fueron los españoles quienes llevaron esa costumbre a las costas venezolanas, principalmente a la costa central.

En un principio, era una festividad netamente católica, pero como era de esperarse, con el pasar de los años se fue mezclando con las culturas africanas e indígenas que hacen vida en Venezuela. El resultado de esta mezcla, es la danza con tambores y maracas que realizan hombres vestidos de diablos hasta llegar a la iglesia.

La fiesta de los Diablos Danzantes del Corpus Christi, se celebra el noveno jueves después del Jueves Santo o Día del Santísimo Sacramento. Por lo general, esta celebración tiene lugar entre los últimos días de mayo y los primeros días de junio.

Debido a la diversidad cultural venezolana que se refleja en esta tradición, Los Diablos Danzantes del Corpus Christi, fueron declarados por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el año 2012.

 

Goboo Nav 728X90

 

Las cofradías de diabladas en Venezuela

En toda Venezuela existen 11 cofradías que conforman los Diablos Danzantes del Corpus Christi. Los más conocidos son los Diablos de Yare en el Estado Miranda, que están vestidos totalmente de rojo y con grandes máscaras con cachos. Los bailes se realizan en al pueblo de San Francisco de Yare.

Por su parte, los Diablos de Naiguatá en el Estado Vargas, usan máscaras con forma de animales marinos y recorren las calles de Naiguatá al ritmo de los tambores. A diferencia de los Diablos de Yare, en Naiguatá los diablos usan pantalones y camisas blancas pintadas con cruces, rayas y círculos. Los pobladores de Naiguatá, creen que estas figuras impiden que el maligno domine a los danzantes.

Otra de las cofradías es la de los Diablos de Chuao, en el pueblo del mismo nombre perteneciente al estado Aragua, uno de los estados con más cofradías de diablos. En este caso, los diablos usan máscaras negras y llevan una cinta tricolor. Para el vestuario, usan trajes con Dibujos coloridos.

En el estado Aragua, también hacen vida las cofradías de Turiamo, Cata y Cuyagua, que son similares a los Diablos de Chuao. Además, en el estado Carabobo se encuentran las Cofradías de Patanemo y San Millán; así como, Las Diabladas de Tinaquillo en el estado Cojedes y los Diablos de  San Rafael de Orituco en el Estado Guárico. Aunque todas las cofradías tienen sus particularidades en cuanto al vestuario, la dinámica siempre es la misma, los diablos bailando tambores hasta llegar a la iglesia.

La danza

Lo más emblemático de esta tradición folclórica es la danza de los diablos, la cual no tiene un ritmo específico. En el baile de los Diablos Danzantes del Corpus Christi, los bailadores solo se guían por el sonido de la caja, que es un tipo de tambor.

Vale la pena mencionar que, en pleno baile, los diablos realizan una procesión por las calles del pueblo hasta que llegan al templo. Una vez que están ante el Santísimo Sacramento, ocurre lo más cumbre de este baile, se simula una batalla entre el bien y el mal, hasta que los diablos se rinden ante Dios. Luego de la rendición, los diablos se arrodillan al unísono para recibir la bendición del sacerdote.

Sin duda, los Diablos Danzantes del Corpus Cristi, representan una de las manifestaciones culturales más importantes de Venezuela y Latinoamérica, donde la diversidad cultural es la esencia de esta danza tradicional.

También te invitamos a leer nuestro post “La Cruz de Mayo y su velorio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.