Ciudad Panamá, Panamá

Panamá, el país que une dos mitades

Spread the love

Seguramente al pensar en Panamá, se nos vienen a la mente cosas como su famoso canal de navegación o el sonado caso de los “Papeles de Panamá”. Pero más allá de todo eso, este atractivo país centroamericano tiene muchas bondades que ofrecer a sus visitantes. Playas paradisíacas, pueblitos coloniales y una exquisita gastronomía son tan sólo algunos de los encantos panameños. Evidentemente, esta tierra forma parte de nuestra serie “Países de Latinoamérica y el Caribe”.

Ubicado entre Colombia y Costa Rica. Panamá, es considerado el país que une las dos mitades del continente americano. Cuenta con muchos museos, catedrales, miradores y por supuesto es uno de los destinos favoritos para el turismo de compras. Artículos de tecnología, perfumes, cosméticos, zapatos y ropa son los más solicitados por los turistas que aprovechan los bajos costos de estos productos.

Pero Panamá, sorprende también por ser uno de los países con la mayor biodiversidad del mundo. Su variada fauna y flora y sus diversos paisajes naturales enamoran a los amantes del contacto con la naturaleza. Entre sus grandezas se encuentran: arrecifes de corales de aguas cristalinas, desiertos, bosques y otros secretos que merece la pena descubrir.

Curiosidades históricas de Panamá

Debido a las peculiaridades geográficas del actual territorio panameño, se dice que fueron pocos los pueblos indígenas que se asentaron en estas tierras. Los más conocidos son los bri bri, los buglé, los emberá, los kuna, los naso teribe, los ngöbe y los wounaan.

Indigenas panameñas

Con la llegada de los españoles a Panamá, la mayoría de los pueblos originarios desaparecieron al no resistir las enfermedades que venían del llamado viejo continente. Durante la época colonial, el territorio panameño formó parte de varias divisiones administrativas como la de Veragua junto con Costa Rica y Nicaragua. También formó parte del Virreinato del Perú, que abarcó buena parte de Suramérica. Por último, Panamá fue integrada al Virreinato de Nueva Granada, que incluía los actuales Ecuador, Colombia y Venezuela.

Tras consolidarse como una de las principales rutas comerciales hacia Europa, Panamá sufrió constantes ataques de piratas y corsarios. Entre las invasiones de corsarios más destacadas, se encuentran la de los ingleses Francis Drake y John Hawkins ocurridas durante el periodo de la guerra anglo-española.

En 1671, el corsario galés Henry Morgan derribó la Ciudad de Panamá, la cual tuvo que ser trasladada unos 10 kilómetros al suroeste del país. Se trata de lo que hoy se conoce como el casco antiguo de panamá.

Independencia de Panamá

A partir de 1810 empezaron los primeros movimientos independentistas en América. Ya para 1819, el sueño del Libertador Simón Bolívar se hizo realidad: se creó la Gran Colombia. Esta nueva república integraba a Ecuador, Colombia, Venezuela y Panamá que en un principio se había mantenido al margen y bajo dominio español. En 1821, se dieron los primeros gritos independentistas en Panamá, ante una ya decadente España que había perdido gran parte de sus territorios conquistados en América. Tras liberarse del dominio español, Panamá se convirtió en el Departamento del Istmo que formaba parte de la Gran Colombia.

Luego de la disolución de la Gran Colombia en 1830, Panamá permaneció unida a Colombia, conformando la República de la Nueva Granada.  Después de varios intentos de separación finalmente el 3 de noviembre de 1903 con la intervención de Estados Unidos, Panamá se proclama como una República independiente.

Construcción del Canal de Panamá

En el 1881, una empresa francesa comenzó con la construcción del Canal de Panamá. Sin embargo, el proyecto fracasó por la mala administración y la falta de prevención de enfermedades tropicales, que acabó con la vida de unas 20 mil personas.

Canal de Panamá

Años más tarde, específicamente en 1914 queda construido el Canal de Panamá esta vez a cargo de Estados Unidos. Este país norteamericano ocuparía casi 1500 kilómetros cuadrados de territorio panameño, denominándolo Zona del Canal de Panamá. En 1948, se crea la zona libre de Colón, considerada la zona franca más grande de América.

En 1964, un grupo de estudiantes organizó una protesta debido a que no se izaba la bandera panameña en la zona del canal. Este hecho que dejó 21 muertos se conoce como el Día de los Mártires.

Dictaduras panameñas  

El militar panameño Omar Torrijos, encabezó un golpe de estado en 1968 y tomó el poder hasta 1981, año en el que falleció en un accidente aéreo. Vale la pena mencionar que, algunos panameños dudan que en realidad haya sido un accidente. Se dice que, durante este periodo se reafirmó la soberanía de Panamá sobre la zona del canal.

En 1983, llegaría al poder Manuel Antonio Noriega, quien al igual que Torrijos, fue considerado un dictador. Se suele afirmar que, en 1989 Noriega anuló los resultados de las elecciones y declaró a Panamá en Estado de Guerra con Estados unidos. Ante esta situación, la respuesta del país norteamericano fue invadir Panamá y capturar a Noriega, quien fue acusado por tráfico de drogas y sentenciado a 40 años de prisión.

¿Qué visitar en Panamá?

Sin duda, el Canal de Panamá representa uno los atractivos turísticos más deseados de este país. El hecho de poder ver los barcos cruzar dos océanos  es toda una experiencia inolvidable. No hay que pasar por alto que, el Canal de Panamá es considerado una de las mayores obras de ingeniería del mundo. Pero además, Panamá cuenta con otros destinos dignos de disfrutar, tal como los rascacielos que se pueden observar en Ciudad de Panamá, que deslumbra con su modernidad. Por supuesto, también se pueden visitar sitios históricos que sorprenden con su arquitectura antigua.

El Casco Antiguo de Panamá

Uno de los lugares turísticos que no se puede dejar de visitar, es el Casco Antiguo, ubicado en Ciudad de Panamá. La arquitectura colonial española contrasta con los rascacielos de la capital panameña. Vale la pena destacar que, el casco histórico también cuenta con una vida nocturna muy movida.

Bocas de toro

Otro de los tantos encantos panameños, es Bocas de Toro, un archipiélago de 9 islas situado en la costa noreste del Caribe. Un lugar ideal para el turismo ecológico y de aventura, donde se pueden realizar varias actividades acuáticas como el buceo y el surf.

Bocas del toro, Panamá

Portobelo

En la época colonial, Portobelo fue una de las ciudades más pobladas de Panamá. También fue el lugar donde el bucanero inglés Francis Drake tuvo un final espantoso contra los cañones españoles en 1596. Actualmente, los fuertes de Portobelo conservan su infraestructura y pueden ser visitados por los turistas. Otro sitio muy concurrido de Portobelo, es la iglesia de San Felipe, cuya estatua del Cristo Negro llama la atención de miles de creyentes.

La cuna del reggaetón

Aunque siempre ha existido una disputa entre Puerto Rico y Panamá por el nacimiento del reggaetón, investigadores aseguran que este género musical tiene raíces panameñas.  Se suele afirmar que, influenciados por el reggae jamaiquino los panameños  comenzaron a hacer reggae en español entre los 80 y 90. Posteriormente, surgió el reggaetón como una combinación del reggae panameño con ritmos urbanos.  Uno de los primeros exponentes de este género que se dio a conocer internacionalmente fue El General, quien popularizó clásicos como “Muévelo, muévelo”, “Te ves buena” y “Tu pum pum”.

Te invitamos a  disfrutar de nuestra serie paises latinoamericanos y del caribe entre estos San Vicente y las Granadinas, Calipso, Soca y Caribe

2 Respuestas a “Panamá, el país que une dos mitades”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.