Dulces latinoamericanos

Panes dulces típicos de países latinoamericanos

Spread the love

En toda Latinoamérica y el Caribe, además de la alegría de su gente, destacan sus dulces sabores. Entre tantos dulces típicos de la región, sobresale el pan dulce o pan de dulce, que cuenta con una amplia variedad de panes azucarados que derriten el paladar de cualquiera.

En América Latina, la cultura del pan fue adoptada de los europeos en tiempos de la colonia, principalmente de los españoles, franceses, italianos y portugueses. Sin embargo, se suele afirmar que, el pan es una alimento antiguo que data de tiempos prehistóricos.

Con el pasar de los años, este alimento ha ido evolucionando y han surgido innumerables variedades de pan. En este post, vamos a repasar algunos panes dulces típicos de países latinoamericanos.

Torta de pan

Sin lugar a dudas, la torta de pan o budín de pan es uno de los dulces más comunes de Latinoamérica. En países como Venezuela, Argentina, Colombia y México entre otros se puede encontrar este sencillo pero delicioso manjar en casi todas las panaderías. También es preparado como receta casera, para cumpleaños o reuniones familiares.

Torta de pan

La forma de preparación varía dependiendo el país, e inclusive, dependiendo el hogar donde se prepare. Pero lo que sí es común en todos lados, es que se haga con pan viejo, es decir, con el pan que sobró del día anterior. Por lo general, la torta de pan va acompañada con pasas o trozos de frutas confitadas y en algunos casos le agregan coco rallado y nueces.

Vale la pena destacar que, en Argentina el budín de pan se hizo popular a principios del siglo XX. Por aquella época, el país suramericano sufrió una terrible crisis económica y las familias de los barrios más pobres decidieron elaborar un dulce con los sobrantes del día anterior. Dada las condiciones económicas de aquel tiempo, muchas personas no se podían dar el lujo de tirar el pan que sobraba. Por lo tanto, inventaron un postre con el pan viejo y le añadieron manteca, huevo, azúcar y pasas de uva.

Pan de coco

Otra delicia latinoamericana es el pan de coco, muy popular en países como Honduras, Guatemala, Nicaragua, Colombia, Venezuela y República Dominicana entre otros. Su forma puede ser redonda u ovalada y está cubierto con azúcar y coco rallado. Por lo general, tiene una textura crujiente por fuera y suave y esponjosa por dentro. Su inconfundible aroma a coco invita siempre a saborear 1 o 2 panes.

Pan de coco

Este pan se puede comer sólo y cae muy bien al paladar. Sin embargo, en algunas panaderías se puede encontrar relleno con arequipe, queso o mermelada lo cual lo vuelve más provocativo.

Según suele afirmarse, este rico manjar surgió en las costas latinoamericanas y caribeñas, principalmente en los lugares donde abundaban las palmeras de cocos. Los lugareños comenzaron a usar los cocos como ingrediente para preparar sus panes.

Pan de guayaba

Originario de la región andina de Venezuela, el pan de guayaba es una de las delicias más típicas de las panaderías venezolanas. Es un pan relleno con pulpa de guayaba y azúcar y en algunos casos también lo rellenan con queso.

Pan de guayaba

Su forma varía dependiendo del lugar, pero una de las más comunes es la de pan enrollado. También se puede encontrar en forma de empanadas o coronas entre otras.

La combinación de la guayaba con el pan suave, indudablemente le da un sabor único en intenso a este postre venezolano. Vale la pena destacar que, la guayaba es una fruta tropical típica de Latinoamérica y el Caribe a la cual se le atribuyen muchas propiedades nutritivas. Entre sus beneficios se encuentran la fibra dietética, el potasio y las vitaminas A y C.

Pan de muerto

El Día de los Muertos, celebrado el 1 y el 2 de noviembre, es una de las celebraciones más importantes de la cultura mexicana. También es celebrado en otros países latinoamericanos, sin embargo, en México es considerado una tradición ancestral indígena.

Pan de muerto

Para celebrar a sus difuntos, los mexicanos suelen preparar un banquete con diversos platillos típicos del país azteca. Entre estos alimentos, destaca el popular pan de muerto, un delicioso postre azucarado que conquista todos los paladares.

El pan de muerto es comúnmente usado como ofrenda en honor a quienes ya no están en este plano. Por tal motivo, su importancia va mucho más allá de ser un postre típico mexicano. Su forma es circular y refleja el ciclo de la vida y la muerte. Además, en el centro tiene círculo pequeño que representa el corazón y del cual desprenden relieves en forma de cruz. Estos relieves simbolizan los 4 puntos cardinales correspondientes a los dioses Quetzalcóatl, Tláloc, Xipe Tútec y Tezcatlipoca.

Guagua de pan

En Ecuador, la palabra guagua se utiliza para referirse a los niños y las niñas. La guagua de pan es un postre típico ecuatoriano, con forma de muñeca y relleno de mermelada o queso. De acuerdo a la tradición, las guaguas de pan se comen el 2 de noviembre “Día de los Finados”. Aunque se suelen encontrar en las panaderías unos días antes del 2 de noviembre. Por lo general, se acompañan con una colada morada, bebida típica del país andino.

Guagua de pan

Según suele afirmarse, cuando se comenzaron a hacer estos panes, tenían la forma de una muñeca de luto y eran salados. A partir de la década de 1980, la guagua de pan comenzó a cambiar, se añadió azúcar y se le agregó color, convirtiéndose en una muñeca alegre.

Este tipo de pan, también se suele comer en el sur de Colombia y en algunas partes de Perú, Bolivia y Argentina.

Hasta aquí nuestra selección de algunos de los panes dulces más típicos y sabrosos de Latinoamérica. Si has probado alguno de estos postres o conoces otras variedades de pan dulce, cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios.

También te invitamos a leer nuestro post “el irresistible pan de banana”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.