El maestro Simón Díaz

Simón Díaz y su tonada llanera

Spread the love

Impactos: 3

Yo vi de un garza mora dándole combate a un río, así es como se enamora tú corazón con el mío”. Así comienza “Tonada de Luna llena”, una de las más famosas del gran Simón Díaz. Sin duda,  un ícono de la música tradicional venezolana, quién rescató y popularizó la tonada de ordeño, también conocida como la tonada llanera.

Simón Díaz, también es recordado por el clásico “Caballo Viejo”. Tema traducido en más de diez idiomas e interpretado por reconocidos artistas como Plácido Domingo, Celia Cruz, Armando Manzanero y Gilberto Santa Rosa entre otros. En el año 2008, por su destacada carrera artística obtuvo el Grammy Latino a la Trayectoria.

Inicios de Simón Díaz

Simón Narciso Díaz Márquez nació el 8 de agosto de 1928 en el pueblito de Barbacoas, estado Aragua, Venezuela. Junto a sus 7 hermanos, el niño Simón estuvo siempre inmerso en un ambiente musical y en la vida típica del campo. En 1940, a los 12 años de edad fallece su padre, quien lo había animado a tocar cuatro y a componer coplas. Tras la muerte de su progenitor, Simón se dedicó a ayudar a su familia, por lo que pasaba la mayor parte del día vendiendo dulces y empanadas.

En 1949, viaja a Caracas, donde estudia en la Escuela Superior de Música e incursiona en la radio haciéndose famoso por su programa “El llanero”. En 1961, contrae matrimonio con Betty García, su compañera inseparable. En los años posteriores, realiza colaboraciones con el compositor Hugo Blanco y populariza varias gaitas venezolanas con ese humor característico de Simón Díaz.

Además, se adentró en el mundo de la televisión con el programa “La Quinta de Simón” y posteriormente “El Show de Joselo y Simón” con su hermano Joselo. Pero en la década de los 80, aparecería el programa que marcaría toda una generación “Contesta por Tío Simón”, convirtiéndose desde ese momento en el Tío Simón.

¿Qué sería de la tonada si no hubiese existido Simón?

“Tonada del cabrestero”, fue la primera tonada de Simón Díaz. A mediados de los años 50, el cantante llanero se propuso rescatar un canto que se nutre del ordeño y del arreo del ganado. Por esa época, dicho canto estaba destinado a desaparecer con la jornada de ordeño.

Se necesitaban producir 4 millones de litros de leche al día para cubrir las necesidades de los venezolanos. Y como ordeñando a mano no se iba a cumplir con la meta deseada, la idea era mecanizar las fincas lecheras. Con esto, quedarían atrás los tiempos en que los hombres del campo se levantaban en la madrugada para ordeñar vacas, desapareciendo así el canto de esta faena.

Al darse cuenta de esto, Simón se dedicó a componer tonadas llaneras para dejarle un aire musical neto al campo y a Venezuela. A parte de la “Tonada del cabrestero” y “Tonada de Luna llena”  se conocen otras como: “Sabana”, “Mi querencia” y “El loco Juan Carabina”.

Simón Díaz y su paso por el cine

Además del canto, la radio y la televisión, el Tío Simón incursionó en el cine venezolano participando en varias producciones fílmicas. A mediados de los 60, actuó en las películas “Cuentos para mayores” de Román Chalbaud e “Isla de sal” de Clemente de la Cerda.

Pero su actuación más destacada, fue la del personaje Mariano en el largometraje La empresa perdona un momento de locura del director Mauricio Walerstein. En dicha película de 1978, Simón interpretó a un trabajador de fábrica que llevado por los nervios genera una situación de extrema violencia en su lugar de trabajo.

Fallecimiento de Simón Díaz

El 19 de febrero del año 2014 a sus 85 años de edad, fallece Simón Díaz. Uno de los más célebres cantantes y compositores de la música popular venezolana, cuyo legado es uno de los más importantes para el repertorio musical latinoamericano.

Entre sus canciones más conocidas también destacan: “Mercedes”, “El Becerrito” (conocida como La Vaca Mariposa) y “Qué vale más”.

¿Qué canciones recuerdas de Simón Díaz?

Escucha audio Expresión Hispana. Te invitamos a dejar tu respuesta en la sección de comentarios de ehplustv.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *