Típico dragón chino

Algunos peculiares lugares de China

Spread the love

Impactos: 2

China, un milenario país que actualmente ocupa un lugar importante entre los habitantes de este planeta. Uno de los países más poblados del mundo, eje central del continente asiático. Con un extenso territorio que está conformado por hermosas praderas, desiertos, montañas, lagos, ríos y más de 14 mil kilómetros de costa.

Cuando se habla de visitar China, es común pensar en la Gran Muralla o en ciudades como Pekín, su capital, Shanghái y Hong Kong: deslumbrarnos con su más reciente modernidad. Sin duda, son lugares increíbles para visitar en el gigante asiático, pero no son los únicos. En esta oportunidad, repasaremos algunos lugares poco conocidos de China que son dignos de un paseo vacacional.

El puente de cristal de Zhangjiajie                                 

Para los amantes de las alturas y la adrenalina, el puente de cristal de la ciudad de Zhangjiajie, es uno de los sitios obligados para visitar. Es considerado el puente más largo y más alto del mundo. Al ser transparente, ofrece una vista panorámica del impresionante Gran Cañón de Zhangjiajie, una experiencia un poco aterradora pero que sin duda vale la pena vivir.

Puente de cristal de Zhangjiajie

El puente de cristal pertenece al Parque Forestal Nacional de Zhangjiajie, que además ofrece un impresionante paisaje de torres rocosas. La montaña de Tianmen es la más alta de este parque y se considera el alma de Zhangjiajie. También se recomienda dar un paseo en bote por el lago de aguas cristalinas Baofeng, donde los lugareños reciben a los turistas entonando canciones tradicionales chinas.

Chongqing, la ciudad de la niebla

Chongqing, una de las ciudades más modernas de China cuyo clima es bastante nublado, por lo que se conoce como la ciudad de la niebla. También es famosa por sus hermosas montañas y ríos. Pero una de las cosas que más impresiona a sus visitantes, es el tren que atraviesa un edifico de 19 pisos. El tren pasa por el medio del edificio donde tiene una estación sin molestar a sus residentes, ya que no genera fuertes ruidos.

Metro de Chongqing

Además, en Chongqing se puede visitar el Pueblo Antiguo Ciqikou construido durante las dinastías Ming y Qing. De igual forma, se puede disfrutar del museo de las Tres Gargantas, el Zoológico de Chongqing y las esculturas rupestres de Dazu.

El gran Buda de Leshan

Otro atractivo turístico ubicado al suroeste de China, específicamente en la provincia de Sichuan, es la impresionante escultura del gran Buda de Leshan. Se trata de la estatua esculpida en piedra de Buda más alta del mundo, construida durante la dinastía Tang y mide 71 metros de altura.

El gran Buda de Leshan

Con más de 1200 años de antigüedad, el gran Buda se encuentra frente al monte Emei, una de las montañas más sagradas de China. Un dicho local suele asegurar que “La montaña es Buda y Buda es la montaña”.

Tianducheng, la París de China

Para los amantes de la ciudad del amor, París, en Tianducheng, China, construyeron hace unos cuantos años una réplica muy parecida a la capital francesa. Este lugar, cuenta con la tercera Torre Eiffel más alta del mundo la cual tiene unos 108 metros.

Tianducheng, la París de China

Además, todos los edificios conservan el estilo del centro de París, con fachadas blancas y tejados de pizarra. Por si fuera poco, esta París china tiene sus propios Campos Elíseos y réplicas de estatuas de la ciudad del amor.

Suzhou, la Venecia oriental

Bautizada por Marco Polo como “la Venecia Oriental”, Suzhou, es una ciudad cuyo mayor atractivo son sus canales, los cuales se pueden recorrer en botes. Dichos canales, se entrelazan por el casco histórico a través de un canal principal. Este, era el antiguo paso de la Ruta de la Seda, destinado al transporte de mercancías y pasajeros.

Suzhou, la Venecia oriental

Esta ciudad cuenta además, con jardines declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El más conocido, es el Jardín del administrador humilde: Es considerado como la madre de los jardines chinos y uno de los más hermosos de este país. Fue diseñado y construido durante la dinastía Ming al rededor del año 1500 y se encuentra dividido en tres sectores: central, este y oeste. Este jardín, contiene numerosos puentes que comunican pequeñas islas con grandes pabellones, donde los visitantes pueden observar una combinación de arte, cultura y naturaleza.

Por supuesto, existen muchos más sitios que vale la pena visitar de este gigantesco país de Asia, pero ya hablaremos de ellos en un próximo post. Mientras tanto, te invitamos a dejar tu opinión sobre este artículo en nuestra sección de comentarios.

De igual forma, te recomendamos nuestro artículo Cosplay: el arte de llevar la ficción a la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *