Aruba

Aruba, la isla de la felicidad

Spread the love

Aruba, una de las islas más felices del Caribe que enamoran con sus playas de arenas blancas. Pero además de ser un paraíso playero y de los más visitados, otros encantos de Aruba son sus barrios tradicionales, iglesias y museos. En esta oportunidad, vamos a repasar las bondades de esta isla que forma parte de nuestra serie “Países de Latinoamérica y el Caribe”

En la actualidad, Aruba es un país autónomo insular que forma parte del Reino de los Países Bajos. Se suele afirmar que, su población de más 110 mil habitantes está conformada por personas descendientes de más de 90 nacionalidades. Por lo tanto, no es de extrañar que un habitante promedio hable varios idiomas, entre ellos, inglés, español, holandés y papiamento, siendo estos dos últimos las lenguas oficiales.

Vale la pena destacar que, gracias al turismo los arubeños cuentan con una economía bastante estable, aunque se ha visto un poco afectada por la pandemia. Otras características a resaltar de este país de las Antillas Menores, son su avanzado sistema educativo y su bajísima tasa de desempleo. De hecho, Aruba es conocida como la isla de la felicidad

Caquetíos, los originarios de Aruba

Según registros históricos, los primeros en llegar a Aruba, fueron el grupo indígena los caquetíos que formaban parte del pueblo arahuaco de Venezuela. Solían vivir en pequeños grupos familiares, y en un principio se ubicaron en las áreas costeras conocidas actualmente como Malmok y Palm Beach. Vivían de la caza, de la pesca y del maíz y la yuca.

Actualmente, el Museo arqueológico de Aruba muestra representaciones de estos pueblos amerindios así como, restos de urnas de cerámica y joyería elaborada por los caquetíos. Por su parte, en el Parque Nacional de Arikok y en las formaciones rocosas de Ayo, se conservan figuras talladas en las rocas creadas por los originarios. Se cree que, las pinturas talladas reflejan que los caquetíos llegaron a la isla huyendo de los ataques de los indios caribes.

En 1944, llegaron los españoles quienes por más de 100 años ocuparon la isla. Posteriormente, en 1636 una tripulación de un barco holandés se apoderó de Aruba y años más tarde, la isla se convirtió en colonia del Reino de los Países Bajos. Los británicos también invadieron la isla, ocupándola por un corto período de tiempo. Pero en 1816, los holandeses recuperaron el total control de Aruba.

El ABC del Caribe

Aruba encabeza las denominadas islas ABC del Caribe, que se ubican muy cerca del noroccidente de Venezuela. Se trata de Aruba, Bonaire y Curazao, las tres forman parte del Reino de los Países Bajos, por lo que son conocidas como las Antillas Holandesas.

En 1986, Aruba pasó a ser un estado autónomo dentro del Reino de los Países Bajos, mientras que Curazao adquirió la misma condición en el año 2010. Por su parte, Bonaire se convirtió en un municipio especial del Reino de los Países Bajos. Aunque Aruba y Curazao gozan de autonomía política y de gobierno, todavía dependen de Holanda para decisiones en materia de defensa y relaciones exteriores entre otros aspectos.

Vale la pena mencionar que, debido a la cercanía con Venezuela, las 3 islas han tenido un importante intercambio turístico y comercial durante muchos años con este país.

Las Playas de Aruba

Por supuesto, aparte de la amabilidad y la felicidad de su gente, los destinos playeros son una razón de peso para visitar Aruba. En La parte norte de la isla se encuentran playas serenas, ideales para pasar un día relajado. Por su parte, el sur cuenta con playas perfectas para practicar surf y otros deportes acuáticos.

Palm Beach

Considerada una de las mejores playas del mundo, Palm Beach, está cerca de hoteles, la zona comercial de Aruba, bares y restaurantes. Además de disfrutar del hermoso mar de aguas turquesas, en esta playa se pueden saborear los platillos más exóticos de la cocina arubeña. Hay que destacar que, su comida es una mezcla de sabores españoles, holandeses, africanos e indígenas. Algunos enamorados, celebran en Palm Beach la boda de sus sueños.

Eagle Beach

Por su fina arena blanca, Eagle Beach, se encuentra entre las 10 playas más hermosas del mundo. Ofrece un ambiente tranquilo lejos del bullicio y sus aguas son poco profundas. Cuenta con área de picnic, cabañas y se pueden practicar varios deportes acuáticos. Pero uno de los mayores atractivos de esta playa, es el Dividivi, el árbol insigne de Aruba donde los turistas suelen tomarse fotos.

Baby Beach

Considerada la playa bebé de Aruba, es muy visitada por familias con niños por tener poco oleaje y aguas poco profundas. Además, Baby Beach, es una de las 2 playas de esta isla con zona especial para nudistas.

Fisherman’s Huts

Es el escenario perfecto para practicar el kitesurfing, deporte acuático que consiste en deslizarse por el mar en una tabla mientras se eleva una cometa. Fisherman’s Huts, también puede ser aprovechada para disfrutar de una caminata a pies descalzos sobre su arena suave y sedosa.

Oranjestad, la capital de Aruba

La capital arubeña es un pueblito de estilo germánico llamado  Oranjestad, donde se pueden visitar varios museos y tiendas que hacen la combinación perfecta con las playas de la isla. El pueblo, llama la atención por sus calles siempre limpias y sus edificios color pastel.

Uno de los lugares más visitados en Oranjestad, es el Wilhelmina Park,  donde se encuentran numerosas plantas y flores.  Sobre todo se recomienda visitarlo entre junio y octubre, que es la época de florecimiento,

Otro de los lugares más concurridos y más preciados de la isla, es La pequeña Capilla de Alto Vista, conocida también como la “Iglesia del Peregrino”. Fue construida por el misionero español Domingo Antonio Silvestre en 1750 y está situada en lo alto de una colina, por lo que sus vistas de la costa norte de Aruba son impresionantes.

Sabores exquisitos de la gastronomía arubeña

La comida de esta isla está considerada como una de las más apreciadas del Caribe. En sus más de 250 restaurantes se ofrecen platos de todo el mundo. Pero sin duda, entre sus delicias más típicas se encuentra el Keshi Yena, que prácticamente es un queso relleno.

Tradicionalmente, el Keshi Yena se prepara con una rueda de queso Gouda que se rellena con carne, pimentón, trozos de pechuga de pollo y pasta de tomate entre otros ingredientes. Es un plato que se come horneado y que forma parte de las especialidades culinarias de Aruba.

¿Ya conoces Aruba? Cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios. También puedes recomendarnos otros destinos playeros que hayas visitado. Además, te invitamos a leer nuestro post “San Vicente y las Granadinas, Calipso, Soca y Caribe”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.