imagen para resaltar el día sin auto

Día Mundial sin Automóvil

Spread the love

No es secreto para nadie, que un automóvil nos hace la vida mucho más fácil y mucho más rápida. Sin embargo, tampoco es un secreto el daño ambiental y el riesgo para nuestra salud que representa un automóvil. Por lo tanto, para concienciar sobre el impacto negativo de los vehículos, el 22 de septiembre se celebra el Día Mundial sin Automóvil.

La efeméride busca generar conciencia ecológica en todo el mundo y de esta manera, aportar a la preservación del planeta y a la salud de la humanidad.

El aumento indiscriminado de vehículos que circulan por todo el mundo, aunque se considere un avance, incrementa significativamente la huella de carbono, dañando de forma irreparable la capa de ozono.

 

 

Origen del Día Mundial sin Automóvil

Según suele afirmarse, el origen de este día mundial surgió en octubre de 1973, justo cuando se estaba librando la denominada guerra de Yom Kipur. Se trató de una guerra entre Israel y los países aliados Egipto y Siria. Lo cierto es que, los países árabes aliados en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) suspendieron la venta de petróleo a los países que apoyaron a Israel, durante la guerra de Yom Kipur. A raíz de esto, varios países occidentales se vieron obligados a limitar sus reservas tanto de petróleo como de combustible.

Otras alternativas comenzaron a surgir en pro de disminuir el uso de vehículos. Se promovió el racionamiento de gasolina, el uso de bicicletas y las caminatas. Luego de finalizar la guerra, nuevamente todo volvió a la normalidad y la cantidad de vehículos incrementó a nivel mundial.

Sin embargo, el mes de octubre de 1994 algunas ciudades del mundo comenzaron a aplicar el Día sin Coche. Las ciudades pioneras fueron Reikiavik, en Islandia, La Rochelle, en Francia y Bath, en Reino Unido.

En 1997, Gran Bretaña se convirtió en el primer país en adoptar esta iniciativa a nivel nacional. Posteriormente, en el año 2000 la Comisión Europea declaró el 22 de septiembre como Día Mundial Sin Automóvil. Las actividades con respecto a este día mundial, comenzaron a extenderse por toda una semana y nació entonces, la Semana Europea de la Movilidad.

Día Mundial sin Automóvil en Latinoamérica

En el caso de América Latina, ciudades como Brasilia, Bogotá, Caracas, Ciudad de México, Lima y Buenos Aires entre otras, realizan actividades ecológicas el 22 de septiembre. La finalidad es promover el uso de la bicicleta y disminuir, tanto como sea posible, las emisiones de combustible generadas por los carros. Por lo tanto, cada vez son más comunes las ciclo vías en las ciudades latinoamericanas.

En Bolivia por su parte, todo primer domingo de septiembre, se celebra el Día del Peatón con el objetivo de evitar la emisión de gases contaminantes y promover el respeto a la Pachamama, es decir, a nuestra madre tierra.

 

Goboo Nav 728X90

 

Beneficios de no usar vehículo

Aunque en un principio, el Día Mundial sin Automóvil se creó por limitaciones en temas petroleros, la idea principal de este día es concienciar sobre los pros y los contras del uso del vehículo.

Es verdad que las personas se trasladan cómodamente en su automóvil aún en distancias cortas. Sin embargo, esta comodidad genera un aumento del tráfico, el caos y la contaminación del aire, muchas veces de manera innecesaria.

La emisión de gases y partículas que se desprenden de un vehículo, tales como, monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2) y óxidos nitrosos (NOx), son altamente nocivas para la salud.

Además, el vehículo implica necesariamente un gasto fijo que desajusta el ingreso familiar. Aunque ya existan algunos carros eléctricos, en la mayoría de los casos, un vehículo necesita gasolina. También se genera un gasto en estacionamiento, mantenimiento preventivo y correctivo, así como, pago de seguro e impuestos.

Otro aspecto negativo de usar automóvil, es que se promueve el sedentarismo en las personas por no caminar para desplazarse. Por supuesto, esto tiene consecuencias para el organismo, tales como la obesidad mórbida.

Por lo tanto, el no usar el vehículo, o por lo menos, no usarlo tan seguido, puede generar beneficios no solo para el medio ambiente sino también para la salud humana. Caminar nos permite reconectarnos con nuestro cuerpo y con nuestro entorno. De igual forma, usar bicicletas, monopatines y patines, en lugar de un automóvil, hace que nuestro cuerpo se mantenga en forma y en constante movimiento.

También te invitamos a leer nuestro post “La bicicleta y los beneficios de una aventura en 2 ruedas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.