Tegucigalpa, Honduras

Honduras y la sopa de caracol

Spread the love

Honduras, hermoso país centroamericano que por supuesto pertenece a nuestra serie “Países de Latinoamérica y El Caribe”. Limita al norte con el Mar Caribe y al sur con el Golfo de Fonseca, El Salvador y Nicaragua. Al oeste limita con Guatemala y al este se encuentra nuevamente con el Mar Caribe y con Nicaragua.

Con una geografía llena de enormes valles, Honduras llama la atención por sus paisajes tropicales. Además, sus magníficas playas caribeñas son el destino perfecto para disfrutar de unas buenas vacaciones. También hay que mencionar que, Honduras cuenta con una exquisita gastronomía, siendo uno de los platos favoritos, la sopa de caracol.

Sin duda, un país con mucha cultura y tradición que merece la pena conocer.

Un poco de historia

Antes de la invasión española, en el actual territorio hondureño existieron diversos pueblos originarios. De hecho, la parte occidental del país perteneció a la región cultural Mesoamérica por lo que tuvo presencia maya y tolteca. En el resto de Honduras, se formaron otras civilizaciones indígenas como los Chorotegas, los Turupanes y los Lencas quienes fueron la población más numerosa del territorio. Además, fueron estos últimos quienes más se resistieron ante la conquista europea que comenzó en 1524.

Los pueblos originarios fueron obligados a trabajar para los españoles, sin embargo el número fue disminuyendo tras no resistir las enfermedades que llegaron del viejo continente. Ya para principios del siglo XIX, tanto Honduras como el resto de colonias de Centro América habían logrado su independencia.

Pero en 1822, las 5 naciones centroamericanas se unieron al naciente imperio Mexicano de Agustín de Iturbide del cual se separaron al siguiente año. A partir de ese momento, nace la República Federal de Centroamérica, que incluía a Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras. En 1839, este último se independiza por completo, convirtiéndose en una nación soberana.

Francisco Morazán

Uno de los personajes más destacados de la historia independentista no sólo de Honduras sino de Centroamérica es Francisco Morazán. Prócer hondureño quien luchó por mantener la unión de las naciones centroamericanas. Por un tiempo fue presidente de la República Federal de Centroamérica. En 1842 fue fusilado en Cartago, Costa Rica donde se encontraba preso.

Francisco Morazán

Para conmemorar su lucha, el 3 de octubre –fecha de nacimiento de Morazán- se celebra en Honduras el Día del Soldado.

Tegucigalpa

Fundada en 1578, Tegucigalpa, la capital de Honduras cuenta con muchos atractivos turísticos para recorrer. Uno de los principales es el Teatro Manuel Bonilla, uno de los lugares culturales más importantes del país. Además, existen espacios recreativos como La Leona y Naciones Unidas cuyas vistas de toda la ciudad enamoran a los visitantes.

También son muy concurridos el Parque Picacho, la Galería de Arte Nacional, el Boulevard Morazán y la plaza La Catedral.

Islas de la Bahía

El Departamento Islas de Bahía, representa uno de los archipiélagos más visitados de Honduras. Está conformado por las islas mayores Útila, Roatán y Guanaja así como por 5 islas menores entre las que destacan Barbareta y Morat además de 65 cayos.

En cualquiera de las islas o cayos, se puede practicar snorkel, bucear, surfear e inclusive hacer el ciclismo de montaña.

Ruinas de Copán

Cerca de la frontera con Guatemala, se encuentra uno de los tantos Valles de Honduras. Se trata de Las Ruinas de Copán, que forman parte de los lugares arqueológicos más importantes de la antigua civilización Maya.

Ruinas de Copán

Al ser los enclaves mayas de mayor influencia en Honduras, estas ruinas son conocidas como las “Atenas de los Mayas”. En 1980, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco al estar compuestas por 4 mil 500 estructuras. Las estructuras más visitadas son el conjunto del Cementerio, Las Estelas, La Acrópolis y El Altar Q.

La sopa de caracol

Si al leer sopa de caracol se te vino a la mente la canción del grupo hondureño Banda Blanca, posiblemente estés algo cerca de la tercera edad. Aunque también puede que hayas escuchado la versión más actualizada de esta canción. Pero para no desviarnos del tema, te contamos que una de las comidas más típicas de este país, es precisamente la sopa de caracol.

Sopa de caracol hondureña

Esta sopa está hecha a base de carne tierna de caracola a la que se le agrega yuca, plátanos, pimentón y cilantro. Para darle una consistencia cremosa y un toque dulzón también se le coloca leche de coco. No pueden faltar los tomates, que le dan un tono rojizo a la sopa. Por lo general, se acompaña con arroz o con tortillas de harina.

De la gastronomía hondureña también son comunes el atol de elote, la baleada y tapado olanchano.

El baile de los diablitos

La obra de teatro más antigua de Honduras, es “El baile de los diablitos” que se celebra el mes de febrero de cada año. Es una tradición de hace más de tres siglos que se originó en la ciudad de Comayagua y también se conoce como “El martirio de San Sebastián”.

Diablitos hondureños

Los denominados diablitos, son jóvenes disfrazados que todos los años se esmeran por mantener viva esta tradición. Se suele afirmar que, un sin número de personas de todo el país disfruta de este extrovertido y dramático baile considerado 100% hondureño.

Te invitamos a dejar tu oponión en los comentarios y compartir este post en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.